El término inteligencia artificial se vuelve cada vez más relevante. En la búsqueda de lo que realmente es IA, hay inmensos temas que me parecen importantes de analizar. En este post me enfocaré primero a lo que es IA, y después hablaré un poco (porque el tema es inmenso y podríamos ahondar muchísimo) a un tema que me parece extremadamente relevante, el uso positivo o negativo de la IA.

¿Qué es inteligencia artificial?

Generalizando un poco, el término IA actualmente nos lleva a pensar en máquinas y robots que pueden hacer cosas por nosotros, dejando de lado otras cosas que implican inteligencia artificial, desde tecnologías de traducción automática, aparatos inteligentes que usamos día a día, casas y ciudades inteligentes, entre otros.

Existen distintos tipos de inteligencia artificial:

  1. Artificial Narrow Intelligence (ANI). Aquella IA que se especializa solo en alguna tarea y no puede desarrollar otra tarea o análisis de data. Actualmente vivimos día a día con esta tecnología, por ejemplo, nuestros teléfonos inteligentes con mapas de navegación, Siri, también con nuestros autos, con parámetros específicos de inyección de combustible, o incluso redes como Facebook o Amazon, capaces de reunir y analizar información de tus preferencias para dar “recomendaciones que puedan interesarte”.
  2. Artificial General Intelligence (AGI). Aquella IA a la que nos referimos como Human-Level AI, como computadoras y/o máquinas que puedan desarrollar una actividad intelectual.
  3. Artificial Super Intelligence (ASI). Aquella IA que es más inteligente que el ser humano en varios campos, incluyendo creatividad científica, sabiduría general y habilidades sociales.

Es impresionante el desarrollo exponencial estos últimos años, y no nos hemos detenido a pensar realmente como la IA está cambiando y cambiará nuestro mundo en todos los sentidos, sobre todo en esta revolución digital que ha llevado a máquinas a conectar con el ser humano, conociendo gustos, preferencias y proveyendo información “adhoc”.

El uso de AI se vuelve extremadamente relevante en la propuesta de contenido distribuida digitalmente y la automatización del análisis de datos.

La cantidad de datos que producimos se duplica cada año. En 2016 produjimos tantos datos como en toda la historia de la humanidad hasta 2015. Cada minuto producimos cientos de miles de búsquedas de Google y publicaciones en Facebook. Estos contienen información que revela cómo pensamos y sentimos. Pronto, las cosas que nos rodean, posiblemente incluso nuestra ropa, también estarán conectadas con internet, (Helbing, 2017).

Hoy en día, los algoritmos saben muy bien lo que hacemos, lo que pensamos y cómo nos sentimos, posiblemente incluso mejor que nuestros amigos y familiares, o incluso a nosotros mismos, (Helbing, 2017).

En la búsqueda de aprender más de lo que es y su uso, dejamos de lado el reconocimiento de las aplicaciones negativas y positivas; y en caso de las aplicaciones negativas, cómo podemos pre venirlas y/o remediarlas.

¿A qué tipo de aplicaciones negativas o positivas me refiero?

Hay muchísimos, pero hablaré de cómo los algoritmos de búsqueda y los sistemas de recomendación pueden verse influenciados, y cómo pueden afectar el rumbo de la sociedad.

Las empresas pueden pujar por ciertas combinaciones de palabras para obtener resultados más favorables. Los gobiernos probablemente también puedan influir en los resultados. Durante las elecciones, pueden empujar a los votantes indecisos a apoyarlos, una manipulación que sería difícil de detectar. Por lo tanto, quienquiera que controle esta tecnología puede ganar las elecciones empujándose al poder, (Helbing, 2017).

Esta semana observé un video de “Conoce al rey de las fake news en México”. Dentro de la entrevista, hablan de cómo la mayoría de los trending topics de México son escritas por personas falsas en agencias de marketing, y su comienzo de “manipulación digital en 1999-2000”.

Ni siquiera sé qué tan real es todo el contenido del video, pero me preocupa. Es impresionante como los algoritmos pueden influenciar, como la creación de bots y ciber-delincuencia pueden manipular el destino de un país.

Como menciona Dirk Helbing en su artículo “Will Democracy Survive Big Data and Artificial Intelligence?”, para que la manipulación no se note, se necesita un llamado efecto de resonancia, sugerencias que son lo suficientemente personalizadas para cada individuo. De esta manera, las tendencias locales se refuerzan gradualmente mediante la repetición, conduciendo hasta la "burbuja de filtro" o el "efecto de cámara de eco": al final, todo lo recibido parece un reflejo de nuestras propias opiniones.

En el artículo de “preparing for malicious uses of AI”, Clark, Page y Amodei mencionan una investigación que está interesante (la dejo en las referencias). Esta investigación trata sobre cómo la IA desafía la seguridad global, crea nuevas amenazas y complica la atribución de ataques específicos, y muestran un reporte con recomendaciones de alto nivel para compañías, organizaciones de investigación, profesionales individuales y gobierno para garantizar un mundo más seguro. Es importante mencionar que esta investigación va más allá del tema antes mencionado, pero hacen enfoque a algunas prácticas que considero relevante para muchas organizaciones independientemente de la industria. Las menciono a continuación:

  1. Reconocer la naturaleza de doble uso de IA. IA es una tecnología capaz de aplicaciones inmensamente positivas e inmensamente negativas. Los gobiernos y los actores privados tendrán acceso a muchas de estas herramientas de inteligencia artificial y podrían usarlas para bien o daño público. Algunas posibles soluciones a estos problemas incluyen evaluaciones de riesgo previas a la publicación para ciertas partes de cada investigación, compartiendo selectivamente algunos tipos de investigación con un componente de seguridad significativo entre un pequeño conjunto de organizaciones de confianza.
  2. Aprender de seguridad cibernética. Existen diversas prácticas que son relevantes para los investigadores de IA y se podrían implementar en otras investigaciones. Van desde invertir en pronósticos tecnológicos para detectar amenazas, a convenciones de informes y más.
  3. Ampliar la discusión. AI va a alterar el panorama global de las amenazas, por lo que se debería involucrar a la sociedad en discusiones transversales. Podrían incluir sociedad civil, expertos en seguridad nacional, empresas, especialistas en ética, público en general y otros investigadores.

Como vemos, el tema de inteligencia artificial es muy amplio, pero es importante comenzar a darle la relevancia necesaria en cada ámbito, desde utilizarlo en empresas para optimizar procesos, hasta comprender el doble uso que podría dársele y canalizarlo de la mejor manera para la sociedad.

 

Bibliografía:

 

https://waitbutwhy.com/2015/01/artificial-intelligence-revolution-1.html

https://www.bsfrey.ch/articles/D_283_2017.pdf

https://blog.openai.com/preparing-for-malicious-uses-of-ai/

https://arxiv.org/pdf/1802.07228.pdf

 

¿Por qué a los seres humanos nos conviene colaborar con la IA y aprender lo qué es?

Respuesta simple: porque no es novedad que la Inteligencia Artificial ya está aquí, y porque como dice en el libro de Sun Tzu, El Arte de la Guerra:

“If you can´t beat them join them”.

Desde aproximadamente tres décadas he venido escuchando el concepto de Inteligencia Artificial y debo confesar que no había profundizado en su significado y mucho menos en el impacto que está teniendo en nuestras vidas y, en nuestro entorno laboral.

Que, por cierto, con la innovación tecnológica que cada vez ocurre a mayor velocidad y con menos conciencia de adopción que hace 30 años, ya nos sorprendemos menos. https://hbr.org/2018/07/collaborative-intelligence-humans-and-ai-are-joining-forces?autocomplete=true

Inteligencia Artificial en nuestras vidas desde una perspectiva personal.
Tuve la oportunidad de entrevistar a un ser humano muy joven, mujer, 25 años, que utiliza la tecnología, que utiliza las redes sociales para su empresa, y que además es fan de ellas y cuando le pregunté ¿qué pensaba de la Inteligencia Artificial? Me llamó la atención que ni siquiera se detuvo a pensar para articular una respuesta, como lo haríamos la mayoría de los más grandes, para no decir una tontera. Y dijo: “Pienso que la Inteligencia Artificial te lleva a una zona de confort que disfrutamos, que nos ayuda en tareas de la vida cotidiana, pero al mismo tiempo te aleja de los momentos de la vida. Te conecta, pero te desconecta.
“Por ejemplo”, siguió diciendo: “boda, fiesta, luna de miel con mil interrupciones porque quieres tomar fotos de todo y subirlas en ese momento, tienes al novio posando para subirlo a tus redes y que todos vean, como te la estás pasando increíble”. “Esto para mi es que te aleja, del novio, pero te conecta con las personas que obvio no fueron a la luna de miel contigo”. “Hay como una adicción a hacer cosas como estas”.

De este pensamiento compartido, descubro que somos nosotros los que nos enganchamos tanto a la tecnología que ni nos damos cuenta de que hay una Inteligencia Artificial detrás de cada interacción que tenemos con las redes sociales, un cerebro que con datos y algoritmos está procesando todos nuestros gustos, interfiriendo en nuestras decisiones de relaciones interpersonales y de compra.

Esto se da por una red de sistemas ANI (Artificial Narrow Intelligence) “cuyo trabajo consiste en recopilar información de millones de clientes y sintetizar esa información para venderla inteligentemente para que compren más cosas”. http://Tim Urban https://waitbutwhy.com/2015/01/artificial-intelligence-revolution-1.html

La clave, aprender a estar conscientes de lo que está pasando. Y no andar por ahí pensando que no pasa nada.

La Inteligencia Artificial ha logrado hasta hoy hacer todo aquello que implica pensar en un cerebro humano. Pero aun, hay otras que siguen siendo exclusivas de las personas y animales: procesos de pensamiento creativos, sentir, el instinto entre algunas.

Veamos otra perspectiva de la Inteligencia Artificial en el mundo laboral.
Si bien es cierto que la Inteligencia Artificial está presente en todas las industrias y disciplinas, ciencia, educación, producción, comunicación, etc. su impacto en el mundo laboral de lo que antes solía ser un territorio dominado por las personas. Hoy está causando mucha incertidumbre y me atrevo a decir por lo que he leído, que hasta impacto negativo en el ser humano como especie.

Nada más inquietante que sentir que ya no es suficiente que domines con talento ciertas herramientas para fabricar productos. O que ser el operario que enciende y apaga y detiene para supervisar la calidad o simplemente para irse a comer.

Hoy justo cuando estoy escribiendo sobre esto, la verdad, es que esa escena ya es historia sobre todo en los países de primer mundo y más revolucionados tecnológicamente.

Según un estudio que se menciona en el artículo de James Wilson y Paul R. Daugherty en su artículo llamado: Collaborative Intelligence: Humans and AI Are Joining Forces, mencionan que llevaron a cabo una investigación con 1500 empresas y los resultados mostraron que había mejores beneficios para las empresas que adoptaban un espíritu colaborativo entre empleados y máquinas. https://hbr.org/2018/07/collaborative-intelligence-humans-and-ai-are-joining-forces?autocomplete=true

Es muy fácil de inferir que es muy probable que las empresas que en cambio solo buscan eficiencia a través de las máquinas, aunque si pueden obtener resultados importantes, no precisamente serán sostenibles en el tiempo.

Las máquinas necesitan a los seres humanos para nutrirlas con información, programación de datos y para darles el mantenimiento.

La colaboración entre seres humanos y las máquinas.

Estoy convencida de que no se trata de despedir a una plantilla completa de empleados y traer robots que los sustituyan y hagan todo su trabajo. Porque esto es solo satisface una parte de la búsqueda de resultados exitosos de una empresa que tiene que producir, vender y al mismo tiempo deleitar a sus clientes.

Se trata de cómo estos empleados pueden verse beneficiados por utilizar los sistemas de Inteligencia Artificial para mejorar su desempeño, seguir procesos, y en general, mejorar los resultados del negocio en términos de rentabilidad. Esto es lo que toda empresa, pequeña, mediana o grande busca.

La idea que plantea el artículo de Wilson y Daugherty es que la Inteligencia Artificial –que por cierto llegó hace varias décadas, pero su democratización se ha acelerado en la última- sirva a los empleados haciendo las tareas de repetición, y entonces los seres humanos se enfoquen a resolver problemas más complejos de las empresas, a innovar, y, sobre todo a mejorar la experiencia de los clientes. La clave está en la colaboración entre personas (empleados) y las máquinas (Inteligencia Artificial).

Con esta división de tareas, mientras la producción no está en riesgo ni desatendida, los empleados podrán estar más enfocados a mejorar la experiencia del consumidor, y obtener grandes resultados de esto. Un cliente deleitado regresa y al menos te recomienda tres veces. Esto también es productividad y puede medirse, aunque parezca un tema más soft.

Recapitulando:

1.- Muchas personas están temiendo ser sustituidos por las máquinas en compañías que buscan productividad 24 /7.
Pero creo que estas personas que se sienten amenazadas por las máquinas, son las mismas que deberían de analizar, o alguien debería de informarles que hay una manera de no sentirse amenazados o ser sustituidos.

2.- Las empresas tienen pues, la responsabilidad de crear los espacios y tiempos para que sus empleados, aprendan a aprender las nuevas capacidades que demanda el presente y futuro con la presencia de la Inteligencia Artificial. Invertir en capacitación.

3.- El reto para los seres humanos ya no se limita a encontrar trabajo, el nombre del juego ahora es en que estoy preparado, con qué conocimientos técnicos puedo colaborar con la IA de las empresas, para estar en la lista de los candidatos.

4.- Dos ideas fundamentales:
a) Colaboración entre personas y máquinas
b) Aprender a aprender

Porque no hay retorno.

 

https://infogram.com/ai-timeline-1ho16v1wjzn76nq?live

Es difícil cuando una pregunta te da vueltas y vueltas en la cabeza, por un lado no alcanzas a entender el alcance y la poca limitación y por otro lado no alcanzas dimensionar los efectos que pudiera tener, y escribo así de ambiguo porque así de ambigua es la respuesta a la pregunta, ¿Será posible tener una superinteligencia en 30 años? Puede que sí o puede que no, como definir la limitación de un fenómeno tan nuevo, tan reciente y que por cierto, nos está pasando por la derecha, sin ni siquiera un agua va…

DPUs (Die Progress Unit) cada vez más cortos, y cuando digo cada vez más cortos, hablo de manera exponencial, de saltos cuánticos que nos están llevando a que las limitantes de software y hardware solo sean una barrera a romper, y si, es solo cuestión de tiempo, cada vez menos tiempo, como menor es el tiempo le toma a las nuevas generaciones asimilar, y a partir de ahí, crear.

Hoy en día existe una súper computadora en china, Tianhe-2, que es un monstruo de 720 mts. cuadrados y que solo con esta dimensión se puede acercar a la velocidad de procesamiento y cálculos de datos del cerebro de un ratón y digo acercar porque todavía está “lejos”, por cierto lo pongo entre comillas porque cuando hablamos de “lejos” en desarrollo tecnológico,  puede estar a la vuelta de la esquina.

Que separaría a una súper máquina de un ser humano, para mí, la conciencia, veo poco probable que una máquina alcance a desarrollar un estado de conciencia que le permita discernir su propia existencia, su consecuencia, su estado y responsabilidad como un ente de propios actos, sin embargo la duda persiste y persistirá, así como persiste la misma duda sobre si esta IA puede provocar la extinción del ser humano o puede impulsar su evolución.

¿Cuántas películas hemos visto donde una súper maquina busca exterminar al ser humano? Y ¿Cuántas películas hemos visto donde una súper maquina es el mejor aliado del ser humano? En ambos casos mi respuesta es, muchísimas, y aquí es muy importante que la sociedad logré discernir entre ciencia ficción y realidad, y aunque algunas veces la realidad alcanza a la ciencia y ficción y viceversa, necesitamos sentarnos a entender la masa crítica que se está formando entorno a la IA y la realidad entorno a este avance tecnológico.

Por otro lado… Como todo invento que ha revolucionado al caminar del ser humano sobre la tierra, depende quien esté detrás de este y las intenciones que tenga. ¿Cómo podemos asegurarnos de que la IA no sea utilizada para propósitos vanos de unos cuantos? Es un problema que hasta el día de hoy, con la tecnología más sencilla seguimos sin resolver, y que a mi parecer si no logramos cambiar el fondo las nuevas tecnologías y la superinteligencia tienen una alta probabilidad de estar supeditada (programada, desarrollada, limitada) a lo mismo, el beneficio de unos cuantos que como consecuencia incrementa la carencia de muchos otros, pero si lo cambiamos podríamos estar enfrente del salto evolutivo más magnánimo del ser humano.

Existen múltiples definiciones de lo que es la inteligencia artificial (IA); "la habilidad de una computadora digital o de un robot controlado por una computadora para llevar a cabo actividades normalmente adjudicadas al ser humano" de la Enciclopedia Britannica; "una rama de las ciencias computacionales que trata con la simulación de comportamiento inteligente en las computadoras" de Merriam-Webster; o "la creación de máquinas inteligentes que trabajan y reaccionan como humanos" de Techopedia. El punto en común que la mayoría de las definiciones tienen es que la IA consiste en desarrollar nuestras capacidades intelectuales en una máquina, con el fin de automatizar procesos, reducir errores, facilitarnos la vida – cualquiera de mil razones. A fin de cuentas, la inteligencia artificial se crea para mejorar la experiencia humana de una u otra manera.

No obstante, conforme pasan los años, mejora el desempeño de las computadoras e incrementa el impacto de la inteligencia artificial en nuestras vidas, nos volvemos dependientes de ella, ya sea como individuos con smartphone, o como compañías de tecnología con bots, algoritmos y data analytics, o de aplicaciones industriales con automatizaciones productivas y robots que eliminan el error humano, ahorrando en el proceso millones de dólares.

Esta dependencia hace que nos imaginemos el peor escenario, o bien subrayemos los riesgos y peligros de la inteligencia artificial; la aparente amenaza que puede llegar a representar para la especie humana si es aplicada para fines perversos, como "armas autónomas programadas para matar...extremadamente difíciles de apagar" como lo detalla el Instituto del Futuro de la Vida. De igual forma, la inteligencia artificial reemplaza/elimina miles de empleos, lo cual es visto como una amenaza para los empleados de empresas de corte industrial, generando fuertes ahorros para las empresas que desarrollan o adquieren estas tecnologías para sus procesos productivos.

Y es aquí donde convenientemente nos separamos los humanos de las máquinas, como si estuviera fuera de nuestras manos el emplearlas para el bien común o para mejorar nuestra calidad de vida. ¿Por qué entendemos la inteligencia artificial como algo inherentemente no-humano, cuando somos nosotros mismos los que la ideamos, desarrollamos, y explotamos para beneficio (o deterioro) propio?

No olvidemos que todo lo que estas máquinas logran son directa o indirectamente el resultado de la creatividad y el intelecto humano – independientemente de si llegan a superarnos en un futuro, nosotros somos los responsables de emplearlas para nuestro bien, nosotros somos los que conscientemente desarrollamos tecnologías que eliminarán empleos, quitarán vidas, o podrán no poder ser controladas ni por nosotros mismos.

En paralelo con este pensamiento, Shimon Whiteson, investigador de la Universidad de Amsterdam, argumenta que los humanos y las máquinas gradualmente están "rápidamente convirtiéndose en una sola unidad cognitiva" que trabaja de forma unida. Un claro ejemplo de esta relación, dice Whiteson, es el humano y el smartphone, que cada vez más se vuelve una extensión de nuestra mente, ya sea a través de los asistentes personales, los buscadores y las aplicaciones de mensajería, entre otras.

Ante este tipo de cuestiones, me pregunto, qué tan artificial es realmente la inteligencia artificial, si somos los humanos los que la desarrollamos, para hacer labores que nosotros le asignamos, para generar beneficios que nosotros gozaremos, con el fin de que tengan impactos en nuestro mundo. Entiendo que todo esto se logra a través de sistemas, computadoras, robots, et. al. que obviamente no son seres vivos, pero tomando en cuenta la mano que llevamos en el desarrollo (y posteriormente el desempeño) de la inteligencia artificial, es hora de considerar un cambio de nombre a algo que nos implique como responsables directos de los impactos – positivos o negativos – que tiene y tendrá la inteligencia artificial en nuestras vidas.

Esta inteligencia es solo una representación más del intelecto humano, y debe ser vista como tal. Es hora de que nos demos cuenta que el futuro de la humanidad se verá iluminado u obscurecido por nosotros mismos, y no por entes artificiales cuya inteligencia teóricamente nos superará en unos años. Está en nosotros buscar hacer el bien con las herramientas que tenemos a nuestra disposición, o bien aceptar que los peligros a nuestra existencia estuvo de igual forma, en nosotros mismos.

Referencias:

https://www.britannica.com/technology/artificial-intelligence

http://www.businessinsider.com/human-survival-ai-cyborgs-2015-10

Advantages and Disadvantages of Artificial Intelligence

https://www.forbes.com/sites/bernardmarr/2018/02/14/the-key-definitions-of-artificial-intelligence-ai-that-explain-its-importance/#378979364f5d

Benefits & Risks of Artificial Intelligence

https://www.techopedia.com/definition/190/artificial-intelligence-ai

La vida de los seres humanos de hoy a cambiado radicalmente. Con la creación de la inteligencia artificial, se ha hecho posible que las máquinas aprendan de la experiencia humana, que se ajusten a nueva información y que realicen tareas similares a las que podemos realizar día con día. Pensemos en Robocop como la inteligencia artificial que nos puede ayudar y de la cual tenemos control completo como seres pensantes y racionales, y en Terminator como el malo de la película, esa maquina/ser con potencial de destrucción masiva.

La mayoría de los ejemplos de inteligencia artificial que conocemos hoy como -Siri de Apple, Alexa de Amazon, Deeper Blue, de IBM computadora que derroto a un campeón del mundo en ajedrez (Garry Kasparov, 1997) o automóviles que se conducen sin ayuda humana (Tesla)- dependen en gran medida del aprendizaje profundo y del procesamiento del lenguaje natural. Usando estas tecnologías, las computadoras pueden ser entrenadas para realizar tareas específicas procesando grandes cantidades de datos y reconociendo patrones en los datos (1).

Todas estas herramientas tiene un potencial infinito en la vida diaria, pero ¿donde se trazan los limites de lo éticamente correcto?¿a donde vamos con este poder de procesamiento de información y toma de decisiones? Son las preguntas que podemos empezar a plantear para tener un panorama mas certero y conocimiento de los beneficios del AI en nuestras vidas.

Muchas personas ahora están hablando de los desafíos éticos planteados por la inteligencia artificial, ya que la tecnología se extiende a más rincones de la vida. El presidente francés Emmanuel Macron dijo recientemente que su plan nacional para impulsar el desarrollo de la inteligencia artificial consideraría establecer "límites éticos y filosóficos”. Siempre pensando en el beneficio real de los seres humano y facilitando la toma de decisiones que nos podrían proveer las maquinas (3).

Demis Hassabis, el CEO de DeepMind, piensa que el mundo debe tener control sobre las máquinas que pueden aprender por sí mismas, porque nadie desea producir un Terminator o construir un Frankenstein. De hecho, la condición para la venta de la compañía fundada por Demis a Google fue que se debía crear un Comité de Ética en IA, con la idea de que el mundo debe poder controlar estos desarrollos, algo no concretado aún (2).

A medida que los gobiernos de todo el mundo planean futuros impulsados ​​por la inteligencia artificial, el Reino Unido se prepara para asumir un rol un tanto mas intelectual y moral. En un informe publicado por la Cámara de los Lords, que se utilizará para orientar el futuro político del gobierno, recomendó que el Reino Unido: "forje un papel distintivo para sí mismo como pionero en la ética de la inteligencia artifical”. Los autores del informe también redactan lo que llaman un "Código AI", que dicen que podría adoptarse a nivel nacional e incluso internacional.

Este código es uno de muchos creados por instituciones privadas y gobiernos, que incluye cinco principios básicos:

  1. La inteligencia artificial debe desarrollarse para el bien común y el beneficio de la humanidad.
  2. La inteligencia artificial debe operar según los principios de equidad y conciencia social.
  3. La inteligencia artificial no se debe utilizar para controlar el acceso a la información o la privacidad de individuos, familias o comunidades.
  4. Todos los ciudadanos deberían tener el derecho de ser educados para permitirles florecer mental, emocional y económicamente junto con la inteligencia artificial.
  5. El poder autónomia que tienen los seres humanos para herir, destruir o engañar a los seres nunca debe ser conferido a la inteligencia artificial (4).

Podemos ver y tener una perspectiva mucho mas concreta analizando problemas que ya se han presentado, Google ha tenido dificultades con algoritmos éticamente cuestionables, por ejemplo el servicio de organización fotos de la compañía está programado para no etiquetar fotos con palabras como "mono" o "chimpancé" después de un incidente en el 2015, en el que imágenes de personas negras fueron etiquetadas con la palabra “gorila” lo cual causo gran desconcierto en la comunidad afroamericana y en los grupos de defensa racial. Sundar Pichai (CEO Google) también está combatiendo a críticos internos y externos de un contrato de IA del Pentágono , en el que Google está ayudando a crear software de aprendizaje automático que puede dar sentido al video de vigilancia de drones. Miles de empleados han firmado cartas protestando por el proyecto (3).

Hasta ahora, los seres humanos no hemos tenido ningún rival que ponga en conflicto la vida, ningún Terminator que pueda destruir los mismos seres humanos que lo crearon o que enfrente posturas que estén de por medio la sociedad y sus individuos. Tenemos que seguir preguntándonos ¿se puede coexistir con seres cuya inteligencia eventualmente supere a la nuestra? Seguramente, la inteligencia artificial nos complementará y contribuirá sobre todo con nuestra calidad de vida, entonces será cuestión de estar alertas, seguir modelos de autocontrol y poder tener siempre el poder de lo que diseñemos y creemos pensando siempre en Robocops para poder manipular estas herramientas o nuevos sistemas a nuestro favor y en favor de la humanidad y del bien común.

CITAS:

  1. https://www.sas.com/en_us/insights/analytics/what-is-artificial-intelligence.html?utm_source=twitter&utm_medium=cpc&utm_campaign=analytics-global&utm_content=US_tap
  2. https://www.infobae.com/opinion/2016/09/13/los-supersonicos-y-la-inteligencia-artificial/
  3. https://www.wired.com/story/tech-firms-move-to-put-ethical-guard-rails-around-ai/
  4. https://www.theverge.com/2018/4/16/17241996/uk-ai-government-report-lords-ethical-leadership

El ser humano por naturaleza es curioso y observador, es por esto que desde siempre ha buscado comprender cómo funcionan las cosas, de dónde vienen, qué más hay además de lo que podemos ver, qué son las luces que brillan en el cielo y han dedicado mucho esfuerzo en lograr entender qué hay en el espacio.

Los avances que se han dado en la tecnología, han ayudado a facilitar la exploración del espacio. Parece sorprendente que hace 49 años fue la primera vez que el hombre pisó la luna, en el 2001 fue la primera vez que una persona fue como “turista” al espacio, “en el 2016 la NASA descubrió 1,284 nuevos planetas”[1], ese mismo año regresaron 2 astronautas después de haber estado en el espacio durante 1 año, también fue el año en el que el cohete de SpaceX hizo el primer desembarco en el mar y en el que Blue Origin’s utilizó por tercera vez el mismo cohete. Actualmente, hay aproximadamente 3,500 satélites artificiales en órbita y gracias a esto existen servicios como el GPS, televisión, radio y telefonía satelitales que permiten que se desarrollen tecnologías que han facilitado la vida del ser humano. Un ejemplo de esto son los navegadores como Waze, o la televisión que permite que eventos deportivos puedan ser vistos en tiempo real del otro lado del mundo.
Facebook tiene un proyecto que consiste en lanzar un satélite que provea de Internet a África para que no se queden tan rezagados tecnólogicamente.

Gracias a que la tecnología evoluciona exponencialmente como lo explica la Ley de Moore[2] donde año con año las cosas se vuelven el doble de rápidas necesitando la mitad del espacio, se pueden alcanzar objetivos que hace unos años se veían muy ambiciosos e incluso inalcanzables.

Stephen Hawkings mencionó en una entrevista que aunque la posibilidad de que la Tierra sufra un desastre próximamente sea baja, ésta se acumula con el tiempo, es por esto que Jeff Bezos, CEO de Blue Origin’s “tiene el objetivo de contar con un transporte reutilizable y relativamente barato para que el ser humano pueda viajar al espacio.”[3]
En cambio, Elon Musk, CEO de SpaceX (competencia principal de Blue Origin’s) “tiene el objetivo de colonizar Marte y ayudar a la humanidad a convertirse en una especie de múltiples planetas.”[4]

Bezos y Musk tienen diferentes caminos para lograrlo pero tienen como objetivo final colonizar el espacio, para esto se están enfocando en intentar disminuir los costos de sus misiones para que no sea una realidad tan lejana. SpaceX tiene como fecha estimada para conquistar Marte el año del 2022 mientras que Bezos ofrecerá ya el siguiente año viajes a turistas para ir al espacio.

Recientemente el CEO de la empresa de aeronaves Boeing declaró que le ganarán a SpaceX y serán los primeros en lograr que una persona pise Marte. Elon Musk no se sintió amenazado por esto, en cambio los invitó a que lo hagan. Claramente, si el objetivo final es el mismo que es “colonizar” a Marte hay que empezar por poder llegar allá. Que se esté intentando lograr el mismo objetivo de dos formas completamente diferentes nos da mayor probabilidad de éxito y desencadenará avances importantes pero claramente falta mucho tiempo para lograr una colonización.

Las operaciones de Bezos y Musk tienen costos muy elevados para poder llevarlas a cabo, además de que cuentan con grandes riesgos.
¿Qué tan válido es invertir una cantidad altísima de dinero en algo totalmente desconocido, incierto e inclusive peligroso cuando el planeta en el que vivimos se está destruyendo? ¿No sería más conveniente utilizar ese dinero para solucionar los principales que nos aquejan? ¿Cómo vamos a cuidar de más planetas cuándo no podemos con uno solo?

El viaje que Blue Origin’s le ofrecerá a los turistas para ir al espacio, es realmente dirigido a un sector muy pequeño de la población. “Algunos estiman que el precio rondará entre los 50 mil y los 250 mil dólares, lo que equivaldría a entre un millón y cinco millones de pesos.”[5] Aunque viajar al espacio parezca una idea muy atractiva para todos hay que pensar que tanto sentido tiene que vayan los turistas y no únicamente los astronautas, quienes si van con un fin de exploración. Mientras no puedas vivir en el espacio, este viaje podría resultar un tanto inútil, es decir sería algo similar a viajar a París únicamente para ver la Torre Eiffel desde el avión y regresar ese mismo día.

Si vemos la exploración espacial como algo independiente es muy cara y únicamente sirve para validar teorías y satisfacer la curiosidad del ser humano aunque en realidad ésta no tiene límite.
Viendo el panorama completo, estos programas han ayudado al desarrollo de la humanidad al generar tecnología que tiene aplicaciones en la vida diaria que mejoran la calidad de vida de la sociedad.
La inversión en Investigación y Desarrollo dentro de cualquier empresa es súper importante para lograr cambios que generen avances exponenciales y ventajas competitivas de cara a la competencia.
Análogamente, el área de exploración espacial es fundamental para lograr nueva tecnología que resulte en un avance competitivo contra los demás países.
En México, urge hacer conciencia de esto para no quedarnos estancados siguiendo lo que hacen los demás países sino que seamos el país a seguir.

[1] https://cnnespanol.cnn.com/2016/12/30/estos-fueron-los-logros-mas-importantes-de-la-nasa-en-2016/

[2] https://es.wikipedia.org/wiki/Ley_de_Moore

[3] https://thenextweb.com/insider/2016/04/13/blue-origin-vs-spacex-2-billionaires-race-colonize-space/

[4] https://thenextweb.com/insider/2016/04/13/blue-origin-vs-spacex-2-billionaires-race-colonize-space/

[5] http://www.milenio.com/tecnologia/podras-viajas-espacio-gracias-dueno-amazon

 

Antes de empezar te quiero preguntar. ¿Estas conscientes de que la mundo sigue creciendo? ¿Estas realmente conscientes de que de acuerdo a las Naciones Unidas seremos 9.8 mil millones de habitantes para el 2050? ¿Sabias que a los años 1900 éramos apenas 2 mil millones de habitantes y que crecemos 4 a 6 mil millones de habitantes cada 100 años? En otros temas, ¿sabias que los costos de producir un alimento son directamente proporcionales a las ineficiencias en el campo, en la logística entre otros factores? Por último ¿Hemos pensado como vamos a alimentar a toda esta población?

Hoy en día, existe una gran problemática en cuanto al desperdicio de los alimentos. Cerca de la mitad del producto del campo y alimentos generales, no llegan a su destino. El destino al mismo tiempo, se esta volviendo mas exigente en cuanto a precios, calidad y repetición del suministro de los alimentos que reciben, causando así aún mas desperdicios en la cadena de suministro. ¿Qué efecto tiene esto? El encarecimiento de la logística, el aumento de desperdicio de la fruta/verdura/raíz/proteína animal que no cumple, el aumento en costo al consumidor y le reducción del pago al productor por incumplimiento. Se convierte en una cadena viciosa en el que el productor, desde el inicio de la cadena, decide agregar la merma o desperdicio a su costo e impactarlo al consumidor final, encareciendo los alimentos disponibles en el supermercado.

Si el problema esta en los desperdicios, en la habilidad de reducir desde el campo las mermas, en la habilidad de controlar las producciones y cosechas etc etc y todo esto depende e la inteligencia del ser humano, y sabemos que con esta, no estamos pudiendo reducir el problema…¿Qué se necesita hacer para mejorar? ¿Para el mejor control, mayor estandarización, automatización y "robotización", uso de Big Data, análisis controlado de producción y cosecha, entre mucho otros? ¿Para reducir el error humano y su baja habilidad de análisis complejo, y baja capacidad de análisis de múltiples factores y solución de ecuaciones de miles de variables en cuestión de segundos? La respuesta es simple: implementar el uso de inteligencia artificial.

Recientemente, hemos hablado de Inteligencia Artificial como los robots que pueden aprender, y momentáneamente nos van a sustituir. Bill Gates, Elon Musk y el recientemente difunto Stephen Hawkins, han hablado del cuidado que el ser humano debe de tener en cuanto al desarrollo de la inteligencia artificial. Películas de Hollywood, han representado la destrucción del ser humano poniendo la inteligencia artificial como la creación del ser humano que se reveló en su contra y al ver que eran inferiores, decidió esclavizarlos. Y asi podemos continuar dando ejemplos de esto y de lo que todo mundo cree que es la inteligencia artificial, pero pensemos en un futuro cercano y en el día de hoy tanto como en los cuestionamiento iniciales…¿Cómo aplica esto a la alimentación de miles de millones de personas a nivel mundial y como les damos acceso a alimentos de alta calidad?

En los últimos años la inteligencia artificial ha ganado tracción en muchas áreas de la agricultura y el desarrollo de los alimentos tanto como las cadenas de suministro de los productos de alimentos y bebidas. Desde el mismo campo en control de los cultivos, hasta en la "traceabilidad" de los alimentos en la casa del consumidor.

Hablaremos de algunos de los recientes desarrollos en el campo y exploraremos la inteligencia artificial de los “futuros cercanos” como:

Hablaremos de explorar que empresas o que ideas y aplicaciones reales están siendo implementadas en estos diferentes sectores.

 

Drones e inteligencia aérea

 En los recientes años, y con el desarrollo de mejores, mas durables y mas precisos drones, la visibilidad de los agrónomos de sus cultivos desde el cielo ha aumentado. El análisis de los cultivos con sensores de mayor precisión ha permitido a los agrónomos, analizar y supervisar sus tierras, sus cultivos, sus áreas y sus equipos de cosecha tanto como el personal que lo hace. Adicionalmente, se ha logrado el uso de drones, ha llevado a el uso de estos datos y su análisis a proponer soluciones nuevas.

Agribotix, una empresa con cede en Colorado, utiliza drones, con los que se sobrevuelan los campos para detección de datos específicos de los cultivos. Esta empresa capta datos en relación a ciertos cultivos y los analiza en software propietario basado en la nube que ayuda a sus clientes a aumentar rendimientos y utilidad por unidad cosechada. Esta empresa cuenta con la capacidad de análisis y 44 tipos de cultivos y presencia en 45 países. Uno de los estudios que hacen, es el de las áreas dañadas y buenas del campo, para indicar a sus clientes, que área es donde hay que trabajar más para evitar las mermas y por ende, pérdida de utilidades.

 

Precisión y control de hierbas malignas y pestes

 Desde hace miles de años, la némesis del agricultor siempre han sido las malas hierbas. Éstas causando pérdidas en miles de toneladas de cultivos y por ende en miles de dólares en productos con posibilidad de alimentar a la población. Otros factores que también han afectado a lo largo de los años han sido las pestes.

Debido a la aversión del consumidor del uso de pesticidas y herbicidas contradictorios en los cultivos, para el control de pestes y malas hierbas, el agricultor y empresas de tecnología agrícola, han optado por brindar nuevas y mejores soluciones. El problema no ha sido que se usen estos químicos orgánico o inorgánicos, sino que el rocío de estos químicos es en todo el cultivo y no solo en las malas hierbas que realmente están afectado los cultivos próximos.

En los últimos años los agricultores, han adoptado y adaptado el uso de tecnologías emergentes y novel para el control de las malas hierbas y pestes. Con la diminución del uso de pesticidas y herbicidas, ha habido un aumento en el uso de control digital y supervisión por medio de inteligencia artificial de los campos y de los factores de flora y fauna que pueden afectar los cultivos.

Recientemente la empresa John Deere, con la compra de a empresa Blue River Technology a US$ 305 millones, ha implementado un modelo de eliminación de mala hierba llamado “See and Spray”. Este modelo, con el uso de sensores de alta precisión y equipos con alta tecnología de detección de mala hierba, tiene el objetivo de únicamente rociar con pesticida la hierba que se detecte en el campo que pueda afectar los cultivos. Con el uso de datos e inteligencia artificial, puede revisar patrones, predecir nuevas formaciones de hierbas y pestes y dar recomendaciones a los agricultores.

 

Cosecha de cultivos

 La cosecha a lo largo de los años ha dependido en la capacidad de retener y capacitar a humanos con capacidad de cosechar cultivos en su punto y con la calidad estándar que busca ofrecer el agricultor a sus clientes. La mano de obra ha encarecido, el error humano se mantiene y el atractivo de este empleo ha disminuido. Esto ha causado la necesidad de los agricultores de adaptarse y adoptar nuevas tecnologías de cosecha. Desde el uso de bueyes hace cientos de años hasta el día de hoy con maquinaria capaz de cosechar en el mismo período de tiempo miles de veces mas cultivos que el ser humano a una fracción el costo con un nivel de precisión incrementado exponencialmente.

El Buró de Estadísticas del Trabajo de los Estados Unidos de América ha reportado recientemente que ha habido una disminución del 6% de los obreros del campo a nivel nacional. En respuesta a esta tendencia, la cual únicamente aumentará a lo largo de los años, la empresa Harvest CROO Robotics, en el cultivo de fresas, introdujo maquinaria de cosecha de fresas inteligente. Cada maquina de cosecha tiene la velocidad de cosecha de 30 personas por día. Adicionalmente, con sensores y software de análisis de datos y de resolución de conflictos en sitio, Harvest CROO Robotics, permite a los clientes cultivar únicamente las fresas que están maduras con un sistema que tiene la capacidad de discernir entre frutas verdes y maduras y crear inteligencia para el trabajo automatizado en futuras cosechas.

 

Plantación de semillas

La agricutura de alta tecnología comienza cuando la semilla toca la tierra. El avance que se ha tenido en los últimos años es no solo de plantar la semilla, sino de la habilidad de plantarla en el momento, tiempo y lugar adecuado con las condiciones optimas.

En los últimos años, la empresa Vision Robotics, ha logrado integrar tecnología de sensores y algoritmos integrados para brindar a la industria vinícola y del cultivo de lechugas. La tecnologóia que brinda Vision Robotics tiene la capacidad de generar mapas en 3D y modelos de las áreas de cultivo para tomar decisiones automatizadas y generar tareas de cultivo automáticas. El proceso de colocado de semillas con el espacio suficiente entre cada una, es un proceso el cual la empresa ha dado enfoque para lograr el mayor rendimiento por cada metro de tierra utilizado en e cultivo tanto como el aprovechamiento de los espacios que realmente tienen mayor capacidad fértil de cultivo.

 

Conclusiones

 

Existen muchas aplicaciones de Inteligencia Artificial, desde análisis de datos hasta robots que pueden homologar el comportamiento humano y cumplir con tareas de análisis de situaciones y ecuaciones complejas en sitio en cuestión de segundos. “Super-humanos” como tal que saben hacer las mismas actividades del ser humano pero con una inteligencia “exponenciada”, desgaste mínimo y capacidad de retener información en mayores proporciones.

En la agricultura, es aun un plan en desarrollo y se cuenta apenas con aplicaciones específicas en las cuales las funciones aun son limitadas a la tecnología disponible tanto como a la soluciones de problemas específicos.  El desarrollo de inteligencia artificial en los cultivos crecerá en proporción a la problemática y las necesidades de producir más alimentos, con menos mermas, y a menores costos de operación.

El futuro de la alimentación de la población mundial, recae en la habilidad de adaptar estas tecnologías de manera hábil, con prontitud y con el análisis adecuados de datos que permita a las maquinarias predecir patrones, y solucionar preventivamente cada posible escenario negativo que podría repercutir en la pérdida de cultivos.

 

 

Referencia bibliográfica:

Intel Te Future of AI on Agriculture // https://www.intel.com/content/www/us/en/big-data/article/agriculture-harvests-big-data.html

Tech Emergence // https://www.techemergence.com/agricultural-robots-present-future-applications/

Techopedia: The 6 Most Amazing AI Advances in Agriculture // https://www.techopedia.com/the-6-most-amazing-ai-advances-in-agriculture/2/33177

Worldmeters // http://www.worldometers.info/world-population/?

 

 

Antes que nada seria importante definir que es especificamente la inteligencia artificial. Como se ve en los distintos articulos que existen, la palabra tiene distintos significados, pero tratando de hacer una acumulacion y distilacion de todas estas, llegamos a la conclusión que la inteligencia artificial es cualquier sistema o maquina que sea capaz de tener una respuesta no esperada por el humano, dado algun tipo de razonamiento o "apredizaje" durante los procesos realizados.

Dado el significado antes mencionado, pordriamos suponer que los sistemas y su aprendizaje superan al humano practicamente en todos los aspectos intelectuales y por ende pueden y podran realizar tareas que los humanos jamas podrian dentro del area profesional. Esto puede ser cierto, pero dentro de los miles de articulos que existen la mencion a la parte intlectual de ser humano que se conecta con la psicologia, la inteligencia emocional, el sentimiento de comunidad, la curiosidad y las consecuencias de todas las relaciones intra e interpersonales, es casi nula.

Si bien es cierto que la inteligencia artificial puede aprender, pensar y reaccionar mas rapido que el ser humano, es dificil imaginar que los sistemas tengan la misma curiosidad siente un ser humano motivado por el aprendizaje, el cual puede usar la creatividad para encontrar relaciones entre temas o materias que realmente no son relacionables para crear algo nuevo, como la creatividad en la cocina, el arte o inclusive marketing. El tipo  de aprendizaje que se da cuando expertos en distintos campos se reunen a discutir ideas, es un tipo de aprendizaje que todavia esta distante para los sistemas.

Los trabajos en los que se requiera relacion o contacto humano, por ejemplo manejo de equipos y motivacion son dificiles de medir si no fuera en terminos de productividad. Es posible, como lo menciona Michael Chui, partner de McKenzie en su articulo (1) "Where machines can replace humans, and where they cant.", suplir a un reclutador dados los avances en las maneras de medir las necesidades de distintos puestos laborales y como se compaginan con las virtudes y defectos del ser humano, pero seria imposible, hacer el trabajo de un recultador que ve potencial en seres humanos con defectos o que no son 100% compatibles con los empleos dado que necesitan palabras de aliento o motivacion para desencadenar un potencial que esta escondido y que de manera cientifica era imposible de identificar.

Por ultimo como bien lo menciona Depak Chopra (2), el ser humano esta diseñado para buscar una vida con significado y realización, factores que tienen siendo relevantes desde hace miles de años y desde las cuales se toman decisiones inimaginables por un sistema. La moral, el amor, la trascendencia y los ideales no significan nada en terminos cientificos por que nos pueden ser reducidos a información, medidas o experimentacion y es claro que la mayoria de las decisiones tomadas por humanos son basadas en estos aspectos ya que eso es lo que en realidad le da significado a la vida.

Bibliografia

  1. https://www.huffingtonpost.com/deepak-chopra/artificial-intelligence-human_b_10240122.html
  2. https://www.mckinsey.com/business-functions/digital-mckinsey/our-insights/where-machines-could-replace-humans-and-where-they-cant-yet

 

 

 

Copyright Ⓒ 2021. Todos los derechos reservados
crossmenu
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram