¨Comunidad de los seres vivos cuyos procesos vitales se relacionan entre  y se desarrollan en función de los factores físicos de un mismo ambiente

Si pensamos en mobile como ecosistema y leemos la definición de arriba podemos ver que encaja con lo que se ha convertido el mundo hoy en día y como se ha hecho la migración a un ecosistema dentro de los celulares de todas las personas.

El celular se volvió la herramienta que empaqueta todo lo que necesitas en un mismo objeto, y de hecho, hoy en día, utilizamos nuestros celulares para todo menos para hacer llamadas (su verdadero origen de ser). Hoy en día tu celular es:

Aquí el brinco real fue a los smartphones, no desde la invención del celular. El Smartphone convirtió de este objeto funcional, en un ecosistema social y de dependencia.

Lo bueno y lo malo de tanta interconexión

Sí, hoy la globalización es lo más normal gracias a la tecnología. Esto nos ha traído cercanía a muchas personas que antes hubiera sido imposible. Ha hecho procesos largos y tediosos, fáciles. Ha convertido la experiencia de usuario en prioridad para las marcas. Todo esto resultando en comodidad, agilidad y facilidad para hacer tareas o actividades en el día a día.

¡PERO! Del otro lado no todo es luz y sonrisas.

(Conferencia de Facebook x Disruptors)

Y aunque las empresas se quieran deslindar de no hacer productos adictivos (ejem… Apple) lo cierto es que lo son. Un celular se ha vuelto el medio para escapar de estar presente. Y lo que es peor, se vuelve normal el ignorar a quien tienes enfrente por estar viviendo a través de tu celular.

No es por nada que también hay tantas terapias de desconecte y Forest Bathing en Japón, porque las personas sin darse cuenta dejan de vivir ciertas experiencias en el presente por estar viendo lo que alguien más está haciendo o dice estar haciendo a través del celular.

Es claro que hoy en día tu segundo hogar se volvió tu celular. Lo pierdes y parece que te falta una pierna. ¿Es buena esa dependencia tan extrema a un objeto?

Empezamos con el lunes, seguido del martes, después viene el miércoles, el jueves, el viernes y el sábado para terminar con el domingo. Sin embargo, no termina ahí, la semana vuelve a empezar su ciclo cuando termina el domingo con la llegada del lunes. Vivimos inmersos en una realidad dividida en estos siete días. La abstracción que es el tiempo se ve así fragmentada en nuestra vida cotidiana, de manera que podemos organizar más eficientemente nuestras actividades de producción (los trabajos) y nuestras actividades de esparcimiento (las diversiones y los pasatiempos).

Nuestra cultura de trabajo cuenta como premisa cinco días hábiles (lunes, martes, miércoles, jueves y viernes) y dos de “descanso” (sábado y domingo). Esta premisa dejó al pobre Lunes como el patito feo, el día más odiado por toda sociedad a lo largo y ancho del planeta. Claro que este hecho suena lógico cuando nos percatamos de que toda la complejidad que representa el tiempo se ve sintetizada en 3 jornadas laborales: la famosa jornada de tiempo completo, la cual contempla 8 horas de trabajo con un descanso; la media jornada, la cual embarca cualquier cantidad de horas de trabajo inferior a la jornada de tiempo completo y por último la jornada parcial por horas (ya sea que se realice una sola vez el trabajo durante un lapso de tiempo, o un trabajo en el cual las horas de trabajo pueden ser alternadas o consecutivas). De las 3 formas de jornadas de trabajo, la que se establece como la más ambigua y abierta a la interpretación es la 3era. Esa misma apertura que tiene esta jornada de trabajo, le da el potencial para abarcar una realidad de trabajo más compleja que la clásica jornada de tiempo completo.

Vamos a entender lo pasado explicando de manera sencilla... ¡No importa la edad, el género, la religión, el carácter, ni la raza! Todos, absolutamente todos los humanos, tenemos días buenos y días malos. Por más de que intentemos tener un día bueno el viernes o el sábado, a veces el día bueno es el martes y a veces el día que nos queremos morir es el domingo. A veces, el día que nos da insomnio es en miércoles, por lo que nuestro jueves de jornada de tiempo completo será un infierno y a veces el día que más activos estamos es en sábado, viéndose desperdiciada en GOT una oportunidad de trabajar con altos niveles de producción y eficacia. ¿Y si nuestra cultura de trabajo se entendiera exitosa por los objetivos que alcanzamos y no por el lapso de tiempo en el que trabajamos?

No me parece reprochable pensar que durante la época industrial los trabajadores ingleses laboraran jornadas hasta de 15 horas consecutivas. Al fin y al cabo, la idea de producir lo más posible apenas estaba comenzando y se necesitaba manifestar en todos los ámbitos de la vida cotidiana. Sin embargo, históricamente hablando, a partir de estos parámetros de trabajo, los trabajadores han exigido cada vez “mejores” condiciones y se ha logrado paulatinamente llegar a lo que hoy conocemos como un sistema establecido de jornadas de tiempo completo, de medio tiempo y jornadas parciales. Si no conocemos la historia, podríamos asumir que es injusto trabajar cinco días y descansar únicamente dos, pero los sucesos marcan que se ha reducido el tiempo de labor por trabajador, sin perder eficacia en la producción de los servicios o productos.

Regresando a la cuestión principal, el problema con el sistema actual no es que sea demasiado tiempo de trabajo, ni que no se hayan hecho esfuerzos por mejorar las condiciones del trabajador. El problema se fundamenta en la manera en la que esta constituido jurídicamente y culturalmente el sistema laboral universal. Claro que hay distintos tipos de trabajo, por lo que en este caso me refiero a aquellos trabajadores que están contratados para estar en una oficina en un horario definido (normalmente de 9am a 6 pm) y durante 5 a 6 días consecutivos (normalmente de lunes a viernes o sábado). Todo el sistema esta basado en normas que permitan mantener “más fácilmente” un control sobre los contratados.

Es este control el que tenemos inmersos en nuestra cultura laboral y que se ve completamente reflejado en términos de jurisdicción. Tal vez es el control, tal vez pensábamos que somos máquinas sin sentimiento alguno, pero si tratas de embarcar todo un sistema de producción en jornadas de 8 a 10 horas de trabajo al día, en algún momento tendrá que estallar. Para ver reflejadas las consecuencias de dicho control basta con voltear a ver un país como Japón, una de las economías más fuertes en el planeta, que también cuenta con una taza de suicidios más alta que cualquier otro país dentro del G8. Tan sólo en 2008, casi la mitad de los suicidios en Japón (47%) estuvieron relacionados con problemas de trabajo, ya fuera por presión causada por el trabajo, por trabajar horas extras de más o por no tomar días de descanso.

Ya comienzan a aparecer empresas que crean sus propias normas internas y dan a los trabajadores distintas condiciones laborales (home office, días libres fuera de la jurisdicción oficial, trabajo por proyecto, etc.). No se trata de revolucionar rápidamente un sistema que esta inmerso en nuestra cotidianidad desde hace mas de un siglo, se trata de empezar una nueva cultura de trabajo en la cual no ponderemos a los trabajadores por el tiempo que los vemos dentro de nuestra oficina, sino por los objetivos que alcanzan y la manera en la que los alcanzan. De esta forma, la complejidad que abarca la vida de un trabajador tendrá un colchón donde descansar cuando se vea inmersa en situaciones adversas (cuando nos sentimos deprimidos por la pérdida de un ser querido, cuando necesitamos unas vacaciones o unos días libres, cuando viene un amigo de visita y lo queremos pasear, cuando es el cumpleaños de una persona importante, cuando celebramos de más y no podemos estar temprano en la oficina, etc) sea cual sea la situación.

La clave podría estar en crear las estrategias necesarias para alcanzar dos objetivos:

  1. Que el trabajador se conozca a si mismo de tal manera que sepa cuando y como es más productivo, de manera que sepa aclarar sus necesidades personales sabiendo que puede entregar los resultados necesarios.
  2. Que el trabajador pueda crear un compromiso mayor con su labor, a causa de la reciprocidad (dar y recibir).

Si esta nueva cultura creciera, en un futuro, ojalá no muy lejano, los lunes dejarán de ser el día más odiado para convertirse en cualquier otro día. Podrían ser un gran día de ocio, el San Lunes, como también un día perfecto para dedicarse al trabajo. No importará, porque tanto el jefe como el empleado sabrán los objetivos que se tienen que alcanzar. Como conclusión quisiera dar a entender que no tiene la menor importancia si son 5 días de trabajo o si son 4 o si son 3 o 2. Lo importante es alcanzar metas, crear planes de trabajo que cumplan esas metas y entender la mano de obra que se necesita para alcanzar esas metas sin afectar a ningún participante. Si resulta que los objetivos se alcanzan en 1 día, qué mejor qué poder estar con tu familia o hacer tu actividad favorita durante los otros 6 días, vida solo hay una.

Never would I have imagined that in a near future, cars would be such a common thing. When I was in college one of the major projects was with Ford Motor Company, each team was assigned to create a concept for the 2020 Ford Focus, back then in 2013 out team presented a driverless car concept where the car turned into a workspace and time spent in traffic was well spent. The comments we received were “Your project has to be realistic” which looking back makes me think that most of us didn't think would be possible.

Technology has so rapidly grown throughout the years that probably most of our children will never have to drive a car. This opens up a can of worms to all the possibilities driverless cars will open for future behavior.

Vehicle designs will change radically, as they won´t need to withstand crashes in the same way and all of them will be electric (self-driving + software + service providers). Cars will not only look very different to what we know today but there will be huge innovations in the materials used to create them that will facilitate production with less human labor. 

I like to imagine that technology will also help create a stronger bond between the car and the passenger by forming a system that learns from their users (mistakes, places, preferences, emotions and so on) I don´t really know if this is possible just yet but back in 2013 this is what got me the most excited about my project. Just thinking of all the possibilities available for human-car interaction.

Traffic policing will become very different to what we know today and self driving police cars may become more common around the city. 

Cities will become much more dense as fewer roads and vehicles will be needed and transport will be cheaper and more available. The “walkable city” will continue to be more desirable as walking and biking become easier and more commonplace. When costs and timeframes of transit change, so will the dynamics of who lives and works where.

Mi hermana, Angie, es una mujer de negocios que admiro, porque ha levantado gimnasios “from the scratch”. Primero comenzó como recepcionista, administrando entradas y salidas de efectivo, y poco a poco le fueron entregando responsabilidades como administración de horarios de instructores, gestión del mantenimiento de equipo, mobiliario e instalaciones hasta que se convirtió en la administradora general en 2 de 3 gimnasios donde ha trabajado. En el tercero, sólo lo aprovechó para entender cuestiones de servicio al cliente y “ejercicios alternativos”.

Después, cursó su carrera profesional en Acondicionamiento Físico y Recreación, en un sistema abierto, donde pudo combinar su actividad como madre y estudiante. Aquí obtuvo toda la parte teórica del entrenamiento, conoció gente que estaba en el medio y aprendió absorbiendo de esas prácticas. Esto le brindó un panorama mucho más amplio de lo que había hecho hasta ese momento.

Cuando decidió lanzarse a montar su propio gimnasio, ya sabía qué funcionaba y qué no en temas administrativos, ya sabía reclutar y preparar gente, ya había sido “body-builder” y conocía muy bien cómo dosificar entrenamientos para lograr objetivos físicos y qué requería para ello (peso libre, peso integrado, funcional, cardio, etcétera). Complementó lo que sabía con un curso de ventas y marketing en una incubadora universitaria.

Algo importante, es que poco a poco se dio cuenta que debía seguirse preparando, porque quería entregar un servicio integral a sus usuarios; así fue como comenzó a tomar cursos especializados en nutrición y suplementación para el ejercicio.

Todo esto le ayudó a que su gimnasio fuera reconocido por los resultados que brindaba, no sólo para personas que buscaban bajar de peso, sino para personas que por temas de salud debían ejercitarse con los cuidados debidos. Entre los logros de sus esfuerzos, un equipo de fútbol juvenil se acercó con ella para que sus instalaciones y entrenamientos apoyaran el mejoramiento de la fuerza de sus miembros.

Donde sufrió por aprender, fue en temas de gente: retención, corrección, feedback, robo hormiga, compromiso, malas prácticas, motivación, y terminación de contratos. Porque, aunque había manejado gente, no era lo mismo alinearse que alinear a una estrategia.

Probablemente, el gimnasio no es un ejemplo de startup, sin embargo, es ejemplo de una persona que adquirió muchos conocimientos, habilidades y experiencias y las integró para usarlas a su favor cuando emprendió y que no ha dejado de aprender. Por eso, para mí, Angie es una “full-stack manager” en su industria.

Antes de explicar el término “full-stack manager”, me gustaría colocar como base , lo que Gellert define como un “full-stack developer”, parafraseándolo, se trata de la persona que está familiarizado con cada capa de un proyecto de desarrollo de software, que puede ser o no un experto en varias áreas y que muestra un interés genuino en cualquier tecnología de software.

Así mismo, define 10 áreas de expertise que requiere demostrar alguien que se considere “full-stack developer” (7 de ellas obligatorias, y 3 importantes), a saber:

  1. Servidores, redes y ambiente de hosting.
  2. Modelado de datos.
  3. Lógica de negocios.
  4. Capa de API/acción o MVC.
  5. Interfaz de usuario.
  6. Experiencia de usuario.
  7. Entendimiento de necesidades de negocio y usuario.
  8. Pruebas de calidad.
  9. Entendimiento de procesos automatizados para el escalamiento.
  10. Nociones de seguridad informática.

O sea, un “full-stack developer” se define como un profesional de desarrollo de software con conocimientos, conciencia y experiencia en muchos proyectos desde varios frentes, que además, se esfuerza por entender al usuario y al cliente, y habla en “bits y bytes”.

Así es Angie, mi hermana, a partir de sus experiencias, entendió primero lo que su usuario y su cliente (primero patrones, luego inversionistas) querían, y también entiende (y habla) de fisiología, biomecánica y bioquímica cuando se requiere.

Por su parte, Dixon define una “full-stack startup” como aquella empresa tecnológica que construye una experiencia completa, así como convierte funciones tradicionalmente “no tecnológicas” en tecnología para adelantarse a empresas existentes.

¿Puede entonces un manager non-full-stack construir full-stack startups?

Mi respuesta es que no, porque se requiere entender el problema y reconocer los componentes de esa función o proceso a tecnificar para que pieza a pieza se construya la solución. Ahora, no se trata de que estos managers sean “sábelo-todo”, sin embargo, sí deberán entender cómo se integra cada una de las partes del problema en la solución a entregar y, donde se requiera de mayor especialización, saber qué talento es el adecuado para entrar en acción.

De hecho, podemos notar en el listado de Gellert, que para ser un “full-stack developer” no se requieren de personas con habilidades cognitivas impresionantes, sino de un auténtico interés en su área de especialidad.

Desgraciadamente, el problema que he notado en muchos de los directores y managers de empresas de todos tamaños es la poca capacidad (o interés) para seguir creciendo, actualizarse, abrirse a nuevas posiblidades y al feedback, tanto de los que le rodean como del mercado en el que se encuentra inmerso.

Esto se hace más claro para mí en la industria que me desenvuelvo, el sector turismo, donde al querer hablar sobre Transformación Digital, he recibido respuestas como: “eso del comercio electrónico y el marketing digital son una moda y pasará”, o “la gente al final regresará a las agencias de viaje, porque no saben comprar”, o “¿no les da vergüenza a (coloque el nombre aquí, ejemplos de los que he escuchado*: AirBnB, PriceTravel, Volaris) dejar a tanta gente sin trabajo?”

He visto en muchos de los empresarios del sector turismo, precisamente esa falta de interés en volverse “full-stack managers”, que escuchen al mercado, a sus históricos de ventas, a las universidades, y a los estudios de tendencias, para que esto les permita generar una visión estratégica y, así, un plan de adquisición de conocimientos y desarrollo de habilidades para este momento histórico en el que nos enfrentamos a un consumidor mucho más informado, que tiene todo lo que necesita al alcance de sus manos, y que exige un servicio al cliente acorde con la tecnología.

Si queremos transformar nuestras organizaciones en “full-stack companies” debemos comenzar por convertirnos en “full-stack managers”, de esta forma lograremos construir soluciones completas que realmente cambien la manera en que vivimos.

JC

Fuentes Consultadas:

https://www.laurencegellert.com/2012/08/what-is-a-full-stack-developer/  Octubre 28

https://medium.com/@JManzoSistemas/como-ser-desarrollador-web-full-stack-sin-morir-en-el-intento-42c0f8e605c2   Octubre 28

http://tweetstorm.io/user/balajis/447618776331063296 Octubre 27

http://cdixon.org/2014/03/15/full-stack-startups/ Octubre 27

https://techcrunch.com/2014/03/18/former-googlers-altschool-raises-33m-from-founders-fund-and-a16z-to-reimagine-primary-education/ Octubre 27

https://techcrunch.com/2014/03/18/former-googlers-altschool-raises-33m-from-founders-fund-and-a16z-to-reimagine-primary-education/ Octubre 27

https://justinkan.com Octubre 27

https://a16z.com/2015/01/22/the-full-stack-startup/ Octubre 27

I begin this post with a tabula rasa approach, meaning prior to listening to the suggested material and doing further research I did not know anything about this concept. Thus, my approach in this post will be to guide you through my research train of thought, and conclude sharing where I stand on this term, while answering two very basic questions: Is it possible for all startups to have a full stack approach? Is this concept really a recipe for success?

So first, what is Full Stack? As I came to find out, Chris Dixon, former e-bay employee and a Venture Capital entrepreneur himself, defined it as a “company which develops a technology that can provide the end customer with a complete product or service which handles the entire value chain of its activity”[1].  But then are all services related to a full stack company related to technology? No, it integrates the service aspect as well and the vertical integration of all these services. I noticed that out of the top of my head all of the companies that I can think of which have changed my way of life in the last ten years can be defined as full stack companies: Apple, Uber, Waze, Cornershop (my personal favorite). That’s when I started thinking, there must be a down side to this and in researching I could come up with nearly nothing debating whether the full stack approach is for everyone.

Then I came to realize how even in my day to day life I could identify business approaches that were simpler and different but also succesful such as traditional retailers, local stores, and mostly consulting firms. Full Stack is a trendy approach, but what is its success rate? Is it really a success formula? I found this page which helped me in finding my answer https://avc.com/2015/05/the-no-stack-startup/ The AVC no stack up approach: “We like low capital requirements and low burn rates and extremely high rates of return on invested capital. So no stack seems like it will suit us well.”

In conclusion, diversity and inclusion exists in all places even in business approaches. What is most relevant is to know what problem do startups want to solve and from there find the most efficient and effective way to provide that solution. In seeking that answer they can find diverse approaches, learn from experience and prove that there is no recipe for success other than every day learning and adapting.

[1]https://www.iadvize.com/blog/en/full-stack-platform-definition/

Without realizing it our lives have become continuous; we no longer leave work and go home, we just leave the office, but we take our jobs with us in our pockets. And the same happens in the opposite direction, we kiss our family goodbye, we arrive to the office, we pull out our phone and we resume fighting over who forgot to do the dishes.

Although we can barely remember the time when life used to be different, it was just a decade ago. Our lives used to be quantized, there were these little, or big, chunks of life where we were mostly devoted to the task and people we had in front of us. We could leave home wondering if our college-aged-daughter would get that job, and this could be in the back of our heads until we got back home at night to hear the news. And it could occupy some headspace during the day, but it certainly was not as distracting as a text message conversation in the middle of a meeting.

This ability to compartmentalize certain aspects of our lives has been slowly declining during the 19th century, maybe even earlier, with the development of communications. One could argue that the Romans were the first civilization that increased continuity in an impactful way, by building roads to communicate the whole empire.

So even if nowadays we think of mobile, as in mobile phones, the concept of mobility has always been ingrained in human history. It took homo sapiens hundreds of thousands of years to transition from hunter gatherer societies to settlers, and start building the modern civilizations. During those years, humans, were able to spread from just a small region in Africa to all over the World, so how is that for mobility.

The incredible insight is that what it took thousands of years, and hundreds of generations, it can nowadays be achieved in just a few hours. However, looking at the big picture, the impact that airplanes have had has only been incremental from what the Spanish Conquistadors started in 1492. In just a span of 300 years, the world map went from being an unknown possibly-yeah-most-likely-a sphere, to a fully detailed we-are-sure-now world globe. And in this process, languages, customs, cultures and religions were wiped out. The Pope spoke and the whole world listened. The number of cultures plummeted and a few huge cultures were imposed. This development could be explained, to a great extent, by the increased mobility that new technologies applied to sail boats brought.

Then globalization happened: low cost flights, one-day international shipping, Hollywood, and any little sense of cultural quantization almost completely vanished. Hamburgers and french fries conquered the world, tequila was brought to corners of the world that Aztecs did not even know existed, and suddenly everybody spoke English.

Societies became more homogenous, and the world got divided in just a few very large blocks, which over time became even larger. The UN and free trade probably did the rest, and out of nowhere Big Macs tasted the same in San Bernardino, California, or in Mumbai. At the macro level there were still countries, with their unique set of customs and cultures, but the experience felt more continuous: same hotels, restaurants, shops, cars, retailers…

At the same time, a huge transformation was also happening at the micro level. There used to be a time, not that long ago, when people would leave the Old Continent, migrate to America, and not go back to their hometowns until many years later. New continent, new life; they could leave who they were behind, and create a new persona.

But communications started improving: the postal service became more reliable, the telegraph was invented, then the telephone and finally came the internet. The internet brought one very important thing with it: quasi-perfect memory. This made it much more difficult to leave the past behind, and suddenly, even if a person tried to actively avoid it her public persona got foreculy mobile, no chance of leaving it behind in the Old Continent.

Nevertheless, there still was some discontinuity; one paradigmatic example is Homer Simpson who had Moe’s, where he could escape Marge, reality and his responsibilities. But then the smartphone came around and that last stronghold of privacy got breached: Marge could know exactly where Homer was, Burns could bother him for not being at work, and Principal Skinner could call him to let him know that Bart set Milhouse's pants on fire.

Certainly, the ubiquity of the smartphone has brought great improvements too; it has made separation much more bearable for families, it made it impossible to get lost, it made home office exponentially better, it gave children more freedom of movement albeit with a loss of privacy, just to name some examples.

It has become clear by now that quantization in our lives is dead, and that they have become an homogeneous mix of work, family, friends, here and there; past, present and future, reality and fantasy. What is even more amazing is that it is difficult to tell whether we like this new reality or not, since we seem to be incapable of putting our phones down.

My humble opinion is that the resurgence of meditation and mindfulness in these past few years is directly linked to a defense mechanism that has been alerted deep inside our minds, that are rejecting this new paradigm. Even if we want to fool ourselves thinking that we are good multitasker, our minds are better wired to do one thing at a time, specially when they are demanding tasks, like work, cooking or raising a child. This is why I think, that quantization in our lives will come back from death, and that we will find a way to balance the advantages that the ever increasing mobility has to offer us and the restlessness that it has brought to our minds.

Qué son los hábitos sino rutinas- algo que hacemos sin darle mucho pensamiento, y que realmente no nos damos cuenta que hacemos porque al haberlo repetido tantas veces, se vuelve parte de ti y toma mucho menor esfuerzo.

Los hábitos se forman desde dentro, pues es algo en lo que ya crees. Desde el hábito de creerte una persona que se le facilita levantarse en la mañana, o creerte una persona deportista, o creer que eres alguien positivo. Porque lo que crees es algo interno, algo que ya es parte de ti, y mientras más lo crees, más fácil es llevarlo a la práctica.

Algunos puntos importantes dentro del tema de hábitos:

Es más sencillo dividir hábitos que buscas crear, encontrar tanto el momento en que los usas, como la recompensa que debes buscar para cada hábito. Querer cambiar todo de una vez es complicado, pero mientras más puedas dividir e ir construyendo y conquistando, será más fácil lograr ese cambio.

Los ¨keystone habits¨ son aquellos que desencadenan a un mayor número de hábitos. Como sería el ejemplo de las personas que hacen ejercicio, también empiezan a comer mejor y empiezan a ser más conscientes en su salud.  Esto es parte de crear ¨momentum¨ una acción que lleva a la siguiente, y mientras más carrera llevas, más rápido y fácil es seguir construyendo algo.

Esta es una parte básica de una persona con buenos hábitos. Una característica que describe a alguien perseverante y que a pesar de pasar por adversidad y dificultad, se mantiene firme para alcanzar una meta a largo plazo.

Un hábito no es exclusivo a individuos. Un hábito también se da en comunidad. Cuando un comportamiento o respuesta está incorporado es también un hábito, como en países amigables donde las personas buscan ayudarte vs. países donde las personas buscan únicamente un bien personal. Cuando estás acostumbrado a que las personas sean amables, tu buscas integrarte y tener esa misma respuesta.

Tim Ferris, autor que con los años ha entrevistado y platicado con tantas personalidades globales, nos da una rutina para la mañana, pues al ser el inicio del día, si empiezas despertando con buenos hábitos, la probabilidad que continúes el día con un buen paso es más alto.

  1. Hacer tu cama- primer sentimiento de haber logrado algo desde que despiertas.
  2. Meditar- tomar un tiempo para calmar y preparar tu mente para el día.
  3. Tomar té/agua- bueno para la salud y pone en movimiento tus órganos internos.
  4. Escribir un diario- tomándote 5 a 10 minutos en escribir tus primeros pensamientos, lo que agradeces del día y poner prioridad a lo que debes realizar.
  5. Ejercicio- desde 20 a 90 minutos integrados en tu rutina diaria y darte un boost de endorfinas mañaneras.
  6. Regaderazo frío- terminar de despertarte y bueno para la circulación.

Empieza bien tu día cada día y se consciente de los hábitos creados y los que buscas aún crear.

Una de mis clases preferidas y de las que más aprendí durante la universidad fue estadística y recuerdo perfectamente como aprendí a saber si algo caía en el error tipo 1 o tipo 2. Este TED Talk me encantó ya que nunca había relacionado esos errores al funcionamiento del cerebro en diferentes ocasiones y según los patrones que reconocemos.

Aún así, me considero una persona muy poco supersticiosa que se basa más en hechos y números que en presentimientos pero esto ha ido evolucionando a lo largo del tiempo y debo reconocer que en algunas cosas me sorprendí a mi mismo con ciertas supersticiones (tengo mi camisa de la suerte, tengo ciertos rituales, etc).

Aún así y con toda esta nueva información que brinda este video, me sorprende como en algunas ocasiones el poder de la mente puede más que todos los hechos científicos, hace poco vi un documental que mencionaba varios ejemplos, entre ellos: persona que murió de un infarto porque creía que se estaba desangrando aunque no tenía ni una sola cortada, una mujer que calsificó el feto de su hijo aún no nacido por que el doctor le aseguró que ya lo había perdido, un enfermo que se curó de cancer porque así se lo hizo creer el doctor y su familia, una persona que murió de hipotermia al quedar atrapado dentro de un refrigerador que estaba desconectado y por último las mujeres del video que disfrutaron de un beso con un chango por pensar que eran modelos. Estos son hechos reales producto de un error tipo 1 o 2 tan poderosos que incluso provocaron la muerte de varias de estas personas. Lo cual me hace debatirme entre lo real y comprobable y lo que la mente puede llegar a hacer con un belief suficiente. Sin duda esta GT es la que mas me ha dejado pensando por el equilibrio entre estos dos extremos, es decir, imaginemos una persona enferma y que confía tanto en que Dios la va a salvar y al final por eso se salva (porque todo su cerebro y cuerpo se programó para ello). Eso bien podría ser lo mismo que decir que Dios la salvó y alguien como yo probablemente hubiera muerto por no creerlo, entonces creo que no hay que criticar al 100%  en los patrones falsos que el humano se genera, puede que sean útiles y necesarios en algunas ocasiones e incluso salvar tu vida.

Se dice que toma sólo 3 pasos para formar un hábito: un trigger, la acción y una recompensa.

Siempre me he considerado una persona positiva, entusiasta y alegre. Soy de esas personas que prefiere ver el vaso mitad lleno que mitad vacío. Sí tengo días malos, momentos en la vida en los cuales me cuesta mucho trabajo balancear todas las emociones que siento, pero al final del día, logro vivir la mayor parte de mi día con una sonrisa. ¿A qué se debe?

Nunca me había dado cuenta de que la felicidad es en realidad un círculo virtuoso; la felicidad, genera más felicidad. Así como dicen que con dinero es más fácil hacer más dinero: la vida de Warren Buffet lo comprueba, yo pienso lo mismo de la felicidad.

Piénsalo así. 

Cuando algo pasa en la vida, podemos siempre ver el lado negativo o bien, el lado positivo. Siempre hay un lado positivo a todo. Me cortó mi novia, lo bueno es que no voy a perder más tiempo con alguien que no quiere estar conmigo. Se me cayó el helado, lo bueno es que no voy a engordar. Choqué mi coche y fue perdida total, lo bueno es que estoy vivo y salí ileso. Perdí mucho dinero en mi primer negocio, lo bueno es que aprendiste mucho y no cometerás los mismos errores (o bueno eso espero, aunque eso es para otra historia). No tuve muchos likes en mi foto de Instagram, lo bueno es que ya se que a mi comunidad no le gustan las fotos de flores.

Si nos hacemos el hábito de afrontar situaciones de nuestra vida diaria, desde momentos banales hasta importantes tragedias, y les vemos el lado positivo, podremos sonreír, agradecer lo que tenemos y distanciarnos un poco de la situación para encontrar el debido peso del sentimiento. Una situación a la vez, viendo el lado positivo de las situaciones, terminamos reflexionando acerca de los hechos y sonriéndole a la vida. El resultado: endorfinas. Estudios demuestran que la felicidad se crea cuando hay mayor presencia de 4 químicos segregados por el cerebro: endorfinas, serotonina, dopamine y oxitocina, los cuales podemos incrementar a través de formas distintas y en este sentido, inducirnos la felicidad.

Se necesita ser feliz para ser feliz.

Hay otra capa del concepto de hábito que tiene que ver con lo que piensas. Los pensamientos también son hábitos, los cuales posteriormente se convierten en actos. Cuando estamos constantemente pensando en que es un mal día, vamos a encontrar cosas para comprobarnos a nosotros mismos que efectivamente, hoy es un mal día. Lo mismo pasa con los pensamientos positivos. Si nos formamos el hábito de permitirnos ser felices, de despertar por la mañana y agradecer el sol, el aire que respiramos, el desayuno que tenemos, nuestra familia, amistades, salud y nuestro hermoso cuerpo, tendremos como recompensa un sentimiento de bienestar y felicidad. Es más fácil construir felicidad sobre la felicidad. 

Ojo, todo esto no significa que no habrán sentimientos negativos, malos momentos y situaciones difíciles. Pero ante lo negativo, usa la estrategia del hábito para salir del momento. Te invade un sentimiento negativo, detente un segundo, analiza cuál es ese sentimiento, entiéndelo, llega al fondo del mismo, cuestiónate por qué, pon las cosas en perspectiva y encuentra lo positivo de la situación, lo que sí te saca una sonrisa y quédate ahí. Listo, acabas de iniciar el camino hacia el hábito de ser feliz. 

El trigger: cualquier emoción. 

La acción: análisis a profundidad para poner las cosas en perspectiva.

La recompensa: una sonrisa.

Copyright Ⓒ 2021. Todos los derechos reservados
crossmenu
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram