En la actualidad, vivimos en un entorno tecnológico que día a día va creciendo y avanzando a grandes pasos, nos parece asombroso como todo evoluciona, mejora nuestra calidad de vida y nos permite marcar momentos únicos en nuestro corto tiempo en esta vida.

Un tema muy innovador en el ámbito tecnológico, son todos las plataformas de asistencia de voz, una gran ayuda y soporte para múltiples soluciones, traducciones de idiomas, agendar citas, recordatorios importantes, redacciones libres, etc. Pero nos hemos preguntado, ¿a qué costo obtenemos estos beneficios?

Démonos cuenta, que para el uso de estos asistentes de voz siempre existe una palabra “Mágica”, ¡Ok Google!, ¡Siri!, por lo cual todos creemos que nuestro asistente sólo escucha cuando le hablamos, pero en realidad están programados para estar escuchándonos todo el tiempo y así poder respondernos cuando nosotros digamos esas palabras mágicas.

En ese contexto, Imaginemos por un momento un día entero en el que tu dispositivo te esté escuchando, toda la información que podría obtener de ti, conversaciones privadas, claves de acceso, situaciones personales intimas y que en algún lado de tras del asistente, existan personas o plataformas que guarden, analicen y procesen tu información para otros fines, que locura ¿no?

Hoy en día te vuelves información en todos los aspectos de tu vida y es algo que deberías considerar proteger de la mejor manera. Ser consciente de lo que compartes, como es que lo compartes y con quien lo compartes, tu privacidad puede volverse no tan privada y los asistentes de voz son una gran utilidad, pero podrían ser nuestros enemigos más cercanos.

Junio´19, vivimos rodeados de un sinfín de aparatos tecnológicos que a lo largo de los años hemos ido construyendo, desarrollando, actualizando y mejorando con el fin de simplificar tareas y actividades que día a día realizamos y estamos tan acostumbrados que no podemos imaginar nuestra vida sin ellos.

Desde que despertamos hasta que nos vamos a dormir, convivimos con muchos aparatos que hace 200 años no podríamos ni imaginar. Desde el despertador y la máquina de café que se pueden programar para que cuando despiertes el café esté listo y calentito para ser tomado. Vamos a trabajar o a la escuela y seguimos con computadoras, celulares, GPS, entre otras cosas que simplifican y ayudan a nuestras tareas diarias.

Cada día es más común encontrar en hogares, asistentes virtuales como: Siri, un asistente inteligente que te ayuda a hacer cosas más rápido en tus dispositivos Apple, como mandar correos sin necesidad de escribirlos o ver tu computadora hasta confirmar o agendar una cita. Alexa, es un asistente virtual desarrollado por Amazon, utilizado por primera vez en los altavoces inteligentes capaz de controlar la iluminación de una casa y música. También están Cortana, Google, entre otros. Cada uno de ellos, con diferentes características han encontrado a su media naranja para estar 24/7 listos al pendiente de una indicación o comando que los active y ayudar a realizar una tarea.

Muchos de estos asistentes están conectados con nuestras redes sociales, en las que estamos regalando información personal sobre nuestros gustos y preferencias, lo que permite que esta información pueda ser vendida a marcas y productos para que puedan identificar y llegar a su consumidor final.

Nuestra dependencia a celulares, computadoras, tablets solo por mencionar algunos ejemplos, nos han ido alejando poco a poco de la interacción con las personas. Hoy en día es más común que ya no existan secretarias u operadoras telefónicas, ya que existen robots que hacen estas funciones.

Esta misma dependencia ha impulsado a que las empresas de tecnología y grandes visionarios adopten sus productos a estas funciones para estar en la jugada.

¿Qué pasará con todas esas personas y negocios que no pueden tener acceso a estas herramientas tecnologías?,¿están en desventaja en esta nueva era?, ¿Podrán llegar a ser sustituidas por asistentes virtuales o maquinas?

Esto no es algo nuevo, ha pasado desde la Revolución Industrial, solo que, en esta ocasión a una escala mucho más rápida y cercana ya que nuestra dependencia a la tecnología nos aleja cada vez más del capital humano y nos acerca a la era virtual.

Copyright Ⓒ 2021. Todos los derechos reservados
crossmenu
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram