Desde apps hasta centros comerciales, descubre cómo estas ideas encuentran nuevas formas de generar innovación educativa.

Autism Glass: Enseña a los niños autistas a reconocer emociones.

En México el trastorno del espectro autista (TEA) infantil comprende cerca del 1% de la población. Estos millones de niños con TEA suelen tener problemas para identificar y empatizar con emociones o con las interacciones sociales. Esto puede ser tratable y las personas con autismo pueden obtener un mejor entendimiento con la ayuda de terapia conductual. Lamentablemente esto puede llevar mucho tiempo y sobre todo es costoso.

Por eso varios investigadores de la Universidad de Stanford crearon Autism Glass. Para lograrlo hackearon Google Glass, Machine Learning, y los combinan en tiempo real con los indicadores de expresiones faciales para ayudar a personas con TEA a reconocer las emociones de otros.

Para usarlo solo se necesita un Google Glass, que incorpora una cámara frontal. Con esto, el sistema usa algoritmos de aprendizaje automático e inteligencia artificial para entender las expresiones faciales de las personas con las que interactúa. Esto provee de información en tiempo real a quien porta el Google Glass para ayudar a entender mejor la interacción.

Hasta ahora, la investigación ha logrado lanzar 40 pruebas piloto con distintas personas. Y los desarrolladores están buscando participantes de edad entre 6–16 años.

¿Si el aprendizaje automático (Machine Learning) puede ayudar a aprender emociones a gente con el trastorno del espectro autista, qué otra cosa puede ayudarnos a aprender de forma más efectiva?

StudentConnect vincula estudiantes de carrera con Mentores

Este app encuentra quien tienen intereses y ambiciones similares a las de un estudiante para que pueda recibir una mejor guía para elegir carrera y la universidad.

Elegir la carrera profesional correcta, en la universidad y ciudad correctas puede parecer una tarea titánica. Hay proyectos — como ScholarMather — que ayudan a los estudiantes a entender mejor sus opciones en base a su contexto único, sobre todo financiero.

StudentConnect quiere ayudar a resolver el mismo reto con un ángulo distinto: vincular a los estudiantes con personas que tienen una carrera profesional, intereses y ambiciones similares para que puedan recibir una mejor guía sobre qué universidad y carrera elegir.

El proceso inicia cuando un estudiante crea una cuenta, detallando a qué escuelas y opciones del programa está aplicando. Después, StudentConnect los liga con un mentor a fin que éste esté actualmente estudiando en esa universidad.

La nueva dupla puede vincularse a través de una plataforma segura para tener una videollamada de 30 minutos, en la cual el estudiante puede preguntar lo que desee sobre la escuela, los cursos, proceso de admisión, etc. Cada sesión cuesta 25 dólares e incluye una ventana de 48 horas para intercambiar mensajes o dar seguimiento a las preguntas.

StudentConnect ya cuenta con 200 mentores en más de 50 universidades.

GotIt! Una app que permite a los niños conectar con tutores.

Por un dólar, GotIt! conecta a tutores calificados con los niños que necesitan de su ayuda para las tareas.

Algunos padres de familia pueden ayudar a sus niños con las tareas más difíciles, pero para aquellos que no pueden ayudarles, o pagar por sesiones privadas, es complicado llenar esa brecha de conocimiento.

GotIt! es una app que conecta a estudiantes con tutores calificados en matemáticas y ciencias para que les puedan ayudar con retos puntuales por sólo $1.

Cuando un estudiante tiene un problema, puede enviar su reto o ejercicio desde la aplicación tomando una fotografía. Una red de expertos en el tema hacen su oferta de precio (usualmente menos de un dólar) para ayudar a responder. Después el alumno acepta la propuesta y se conecta con el tutor para una sesión uno-a-uno de 10 minutos.

Todos los tutores son filtrados y certificados para asegurar que están capacitados para proveer un buen servicio. Got It! actualmente ofrece ayuda con matemáticas y ciencia, pero planea expandir a otros temas pronto.

Zowoo Una tienda que enseña carpintería

Esta tienda en el centro comercial Joy City de Shanghai ofrece clases de carpintería.

Hay muchas habilidades y técnicas artesanales que están en riesgo de desaparecer porque el número de gente que las aprende está decreciendo. Para rescatarlo algunas personas están implementando modelos de negocio de suscripción que les han permitido mantener viva la tradición y sostener a los artesanos. Como MikMaid, una marca de helados artesanales (de verdad, no hipsteradas).

Zowoo (“hacer objetos” en Mandarín) está probando otro tipo de modelo de negocio para mantener viva la técnica de carpintería tradicional china. Esta tienda permite a sus clientes ver una colección de objetos hechos a mano usando distintos tipo de madera. Y para aquellos que quieren una experiencia aún más personal, les permite tomar clases de carpintería en el mismo local, para que puedan crear sus propios objetos.

En las clases de principiantes, las personas aprenden cómo hacer objetos pequeños como palillos para comer, brazaletes y lámparas. Cuando alcanzan un nivel más avanzado, se les enseña cómo hacer objetos más complejos como bancos, mesas y juguetes. El costo de cada clase va de $19 a $200 dólares, dependiendo de la complejidad del objeto a crear. Y claro, los estudiantes pueden quedarse con sus creaciones.

Este es un gran ejemplo de cómo podemos reinventar los espacios públicos para convertirlos en espacios de aprendizaje.

Puedes ver las creaciones de los estudiantes en instagram.com/zowoo

Hi-5: Un programa de TV Educativo, transformado en kinder.

En Australia los niños crecen viendo un programa educativo llamado Hi-5. El programa decidió generar crecimiento dando un giro interesante: un kinder en Singapore.

Singapur es uno de los países con una cultura de innovación en educación más fuertes del mundo. Un país, donde la tecnología juega un papel esencial cuando se trata de crear mejores formas de enseñar a todos niveles.

Por eso es tan interesante una de las mejores innovaciones de este año: Un programa de TV que decide abrir un kinder/pre-escolar para llevar las mejores lecciones de enseñar de forma remota a un formato presencial.

El contenido del programa está enfocado en estimulación temprana en niños de 18 meses a 6 años. Diseñado en base al original programa australiano de TV que llega a más de 10 millones de niños en todo el mundo. Este nuevo pre-escolar promueve el aprendizaje a través del descubrimiento, multimedia, historias y canciones, usando Inglés y Mandarín.

¿Si un programa de TV puede cambiar de industria para mejorar el impacto social a través de un nuevo modelo de negocios, qué otro modelo de educación puede migrar de formato para satisfacer un vacío en el mercado de eduación?

Peergrade: un sistema para que estudiantes se evalúen entre ellos mismos.

Con Peergrade, los maestros pueden implementar y administrar programas de calificación y evaluación entre alumnos para que puedan invertir más tiempo en enseñar.

La mayor parte del tiempo de los maestros y sus asistentes se va en calificar y evaluar a los alumnos y sus tareas. Esto limita tanto la cantidad de retroalimentación individual o grupal que pueden ofrecer a sus alumnos, como la calidad de enseñanza en general.

Una posible solución a este error de diseño es implementar programas de evaluación par-a-par (peer-to-peer). Esto no sólo regresa tiempo a los maestros, sino ayuda a que los estudiantes puedan aprender más al evaluar el trabajo de sus compañeros.

El reto de este tipo de programas es asegurarse de que todos se están beneficiando de forma justa y honorable. Aquí es donde Peergrade ayuda a resolver el problema — habilitando que los maestros implementen un programa de evaluación par-a-par con la tranquilidad de saber que el trabajo estará bien evaluado y los alumnos se beneficiarán.

Todo empieza cuando una escuela, o incluso una clase, se registran para usar la plataforma digital de Peergrade. Después un maestro crea los perfiles de cada estudiante y les asigna una nueva tarea.

A cada alumno se le asigna alguno de sus compañeros para cualificar. Los elementos a calificar pueden ser procesados en cualquier formato y los estudiantes brindan toda la evaluación en línea.

El sistema está diseñado para asegurarse de que todos los alumnos reciben una calificación justa, e incluye detección de plagio y evaluaciones ajustables, que permite saber si una evaluación es objetiva o no.

Los maestros también pueden enviar su propia retroalimentación, asignar auto-evaluaciones de forma individual o grupal.

De esta forma los estudiantes toman más control sobre su proceso de aprendizaje, permitiendo que el maestro sea un facilitador de conocimiento más efectivo.

Osmo Coding enseña a los niños como programar con “Legos”

<iframe src=”https://medium.com/media/0fe36b8a1ecf1b743e0d98f01126b857″ frameborder=0></iframe>

Usando una combinación de bloques físicos y apps, Osmo Coding enseña a los niños a programar desde los 5 años.

La mejor forma de hacer que los niños se interesen en aprender, es hacerlo divertido. Osmo Coding tomó este principio para ayudar a los niños a aprender a programar. Para hacerlo usan unos bloques físicos “Lipo ego” y un app de iOS, que se combinan para crear una experiencia de aprendizaje física y digital.

Es muy sencillo usarlos, solo tienes que tomar los bloques y ponerlos frente a tu iThingy (ipad, iphone, ipod). El dispositivo usa la cámara para funcionar como un “espejo” de las piezas.

Después solo tienes que elegir el juego con el que quieres aprender. Osmo Coding tiene un juego de plataforma (como mario bros), cuyo personaje principal es Awbie, que ama las fresas. El objetivo es acomodar los bloques físicos para dar instrucciones a Awbie de cómo moverse a través de un tablero para lograr llegar hasta sus preciadas fresas.

Al tomar inspiración en Lego, Osmo promueve en los niños una cultura de experimentación y aprendizaje, habilidades, que son sumamente valiosas para los niños en esa edad. El kit básico de Osmo cuesta $79 dólares, y cada adición $49.

Así Osmo se une al grupo de empresas como AR Music Kit y Yibu que están apoyando al aprendizaje al convertirlo en una actividad lúdica.

Estas fueron las mejores Innovaciones Educativas que encontramos este mes. Si sabes de alguna otra, compártela a conocimiento@collective.academy en responde con tu propia historia.

Conoce el Master of Business & Technology de Collective Academy: un programa de 13 meses con contenidos de las mejores universidades del mundo para acelerar tu carrera con las herramientas, comunidad y experiencias necesarias para llegar al siguiente nivel.