Gracias a un amplio trabajo de investigación, sabemos que la diversidad e inclusión generan una mayor productividad y mejores ideas en nuestras organizaciones.

Implementar políticas de diversidad e inclusión no solo es bueno para los indicadores de negocio. Ser inclusivos y diseñar organizaciones y sociedades plurales y diversas es lo correcto por hacer.

Y a pesar de los beneficios económicos y sociales, la mayoría de las organizaciones se paralizan al momento de querer iniciar un programa de Diversidad e Inclusión. ¿La razón? Tardan años diseñando el programa perfecto.

El primer paso siempre es el más difícil, pero no tiene ser perfecto. Es más importante que las personas en la organización puedan ver acciones concretas que se puedan mejorar con el tiempo, a esperar demasiado para empezar a ser una organización inclusiva.

Entre más tiempo dejes pasar para implementar acciones, más difícil será construir una cultura de diversidad.  Como primer paso, puedes tomar estas acciones y adaptarlas a tu organización. Podrás ver un aumento de moral y compromiso tan pronto la percepción de tu organización cambie con estas pequeñas acciones.

1. Lenguaje Neutro e Inclusivo

Asegurate que la comunicación de la empresa, sobre todo la interna, y de nuevas vacantes mantenga un lenguaje que no excluya a nadie. Sobre todo en las vacantes, el lenguaje neutro es clave para lograr atraer candidatos diversos que pueden aportar algo nuevo a tu organización. 

La “Alineación Cultural” nunca debe de ser razón para rechazar una persona. Cuando se contrata basado en este factor, se corre el riesgo de reducir la diversidad de la organización.

2. Actualiza tu comunicación visual

Revisa todo el material de comunicación de tu organización. Imágenes en los sitios y redes sociales, publicidad y fotografías de los roles de liderazgo. Las personas pueden interpretar la falta de diversidad en la representación visual como una señal de que tu organización no es inclusiva. 

Pon especial atención a los espacios de recursos humanos, reclutamiento y comunicación sobre las actividades de la empresa.

3. Usa pruebas ciegas como primer filtro de contratación

Una gran forma de asegurar que no se está excluyendo inconscientemente a personas con nuevos perfiles y culturas es eliminando información del primer filtro de selección en las entrevistas.

Las personas que eligen el primer filtro no deben de tener acceso a datos como raza, género, ciudadanía o religión. En cambio enfocarse únicamente en la carrera profesional, habilidades y trayectoria. 

4. Implementa una política de “cero interrupciones”

Durante reuniones y diálogos, es común que cierto tipo de personalidades suelan a monopolizar la conversación e incluso interrumpir y no valorar la opinión y voz de los demás.

La mejor forma de asegurar que no se pierde la voz, ideas conocimiento y experiencia de la organización es permitiendo un espacio seguro donde todas las personas puedan expresarse abierta y libremente sin interrupciones.

5 Implementa una política de pago equitativo

La organización y todos sus miembros deben de poder contar con una forma y explicación simple y concreta para entender cómo se compensan los distintos roles. 

Todas las personas deben de tener la certeza que están siendo compensadas de forma justa y equivalente al valor que están dando a la organización. Esto no significa que todos los roles deben de ganar lo mismo. Sino que todos reciben lo adecuado en base a lo que todos aportan y en relación a lo que los demás reciben.

6 Diseña un entorno físico apto para todas las personas.

Esto incluye no solo comodidad emocional. El aspecto físico también afecta la percepción y realidad de la inclusividad de tu organización. En ocasiones son cosas tan sencillas como la temperatura del espacio (usualmente es definida para la comodidad de hombres y las mujeres sufren frío). 

Piensa en el volumen, ruido, mesas, sillas y espacios compartidos. Todos estos deben de poder recibir de forma adecuada a personas con distintas discapacidades y necesidades. Idealmente, todas las personas deberían de poder adaptar los espacios de trabajo para aumentar su comodidad y productividad.

7. De forma proactiva, desarrolla y patrocina a gente diversa y altamente calificada 

Identifica a las personas con altas capacidades y/o potencial pero que pertenecen a una minoría y ayúdales a desarrollarse. Esto puede ser a través de un programa de mentoría o patrocinio de sus iniciativas dentro de la organización. Una gran forma de hacer esto es a través de un programa de liderazgo.

Si no logras identificar a estas personas, es una señal que es necesario aumentar la diversidad de la organización y mejorar  los procesos de atracción y retención de talento.

8 Comunica tus políticas, esfuerzos y resultados

Cuando eres una organización diversa, atraes más personas diversas. Una gran forma, además de lo que tus empleados hablen de ti, es comunicar abiertamente.

Asegurate que las políticas y los esfuerzos que se lleven a cabo sean comunicados a todas las personas de la organización e incluso en los canales de comunicación disponibles al público en general.

Pide a los grupos minoritarios que escriban sobre sus expectativas y necesidades. Cuando las estés atendiendo hazlo saber de forma abierta y auténtica. 

Una vez que tengas buenos resultados (lo sabrás gracias a que  tu gente lo dirá) no solo lo comuniques, celébralo como un logro de negocios más. Pocas cosas mejoraran la moral y productividad como una victoria que beneficia a todos en tu organización.

Conoce el Master of Business & Technology de Collective Academy: un programa de 13 meses con contenidos de las mejores universidades del mundo para acelerar tu carrera con las herramientas, comunidad y experiencias necesarias para llegar al siguiente nivel.