Escoger tener hijos: ¿un altar al egoísmo?

El cambio climático es un tema del que hemos escuchado sin parar desde hace mucho tiempo. Noticias constantes sobre cómo ha empeorado la situación y cómo ya estamos viendo consecuencias hoy a algo que por muchos años ha sido tomado como un escenario fatalista o extremista. Vemos inundaciones que dejan sin hogar a cientos de personas, incendios forestales, climas extremos en lugares donde antes se mantenían temperaturas más constantes, pero me atrevo a decir que la gran mayoría de las personas, cuando piensan en causantes del cambio climático, nunca pensarían en agregar la decisión de tener hijos.

Y cuando pensamos en ello, tiene sentido. En un planeta sobrepoblado, la decisión de traer a una persona más al mundo afecta a largo plazo también al calentamiento global, pues aumentamos las proyecciones en emisiones de dióxido de carbono. Entonces hay que preguntarnos: ¿tener hijos es una decisión que va más allá de las dos personas que lo van a tener?

En el periódico The Guardian, se aconseja: ¿quieres combatir el cambio climático? Ten menos hijos. Y en el New York Times, podemos leer que: la peor acción que podemos tomar en contra del medio ambiente, es tener hijos y cuenta que si en una vida hipotética de una mujer promedio americana, tomara la decisión de cambiar a un coche eléctrico, reciclara, instalara paneles solares en su casa, el tener 2 hijos afectaría casi 40 veces más de lo que ayudó con hacer esos cambios pro ambiente.

El tener hijos no es una decisión sencilla; al final, cuando una pareja decide tener un bebé debe pensar en todas las implicaciones tanto económicas, como de tiempo invertido. Pero más allá de eso, ¿no debería también pensar uno en cómo podría afectar al planeta? Porque, aunque reciclaras toda tu basura y trataras de ser una persona completamente ambiente-responsable, todas las emisiones de dióxido de carbono producidas directa o indirectamente por un hijo, al final, también son tu responsabilidad.

Es sabido que en países de bajos recursos, la educación sexual es poca o nula y que no hay fácil acceso a métodos anticonceptivos. Entonces no podemos esperar este tipo de conciencia de todos los habitantes de la tierra. Pero si tu tuviste la suerte suficiente para haber crecido con una buena educación y acceso a información ilimitada, debería ser algo que quieras cuestionarte.

No hay una respuesta correcta y que vaya a solucionar el problema. Pero tal vez, cuando quieras extender tu familia, habría que pensar en: ¿por qué quiero un hijo? ¿Porque es lo que espera la sociedad? ¿Porque es el siguiente paso como pareja? ¿Porque buscas cumplir un sueño en el que tienes muchos hijos porque así lo hicieron tus papás? ¿O lo contrario, y buscas tener la familia grande que nunca tuviste? ¿Porque quieres compartir esa experiencia con tu pareja? Y debes pensar, esa razón en ti y en cientos de millones de personas, ¿podría el planeta sostenerla indefinidamente?

Pero debemos no olvidar que una parte importante de cómo se verá el futuro, recae en los niños de hoy. Tal vez una parte de la solución es educar conscientemente a los niños a ser personas que busquen el mejorar (¡realmente mejorar!) el planeta, que busquen tomar acciones diarias que lo cuiden y que busquen ser contagiar esas ganas de cuidar el planeta. También una parte importante a la solución es buscar pedir regulaciones que mantengan a todos tomando acciones proambientales, como lo hizo Chile en las últimas semanas al convertirse en el primer país en América Latina que prohíbe el uso de bolsas de plástico para los supermercados, o países europeos al prohibir el uso de plásticos de un único uso como vasos, platos, bolsas desechables.

Al final el cambio debe ser de todos y no de dos personas tachadas de hippies que buscan contaminar lo menos que pueden en su día a día. Buscar no la comodidad si no, el bien común.

https://www.theguardian.com/environment/2017/jul/12/want-to-fight-climate-change-have-fewer-children
https://www.theguardian.com/commentisfree/cif-green/2009/jun/15/climate-change-children
https://www.independent.co.uk/environment/children-carbon-footprint-environment-climate-change-adoption-birth-pregnancy-a8469886.html
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like