Full-stack startup

Full stack startup

Startup es una palabra que esta de moda, la palabra que proviene de un  anglicismo, una palabra que todos utilizan en el mundo emprendedor, pero ¿qué significa?

Hace unos años en México se les conocía como PIMES, con este auge de millenials se cambia a lo que se conoce hoy como startup, un termino más moderno de la PIME con unas diferencias notables.

Eduardo Morelos, director de Startup boot camp Fintech México, nos menciona que una Startup es un concepto ligado a los negocios en la era digital, también se trata de una medida de tiempo una de las definiciones de startup que más me gustan ya que separa perfectamente el tiempo y como es importante, por otra parte el define 3 características que debe tener una startup que se me hacen muy relevantes.

El primer aspecto es que, “Una Startup es una gran empresa en su etapa temprana; a diferencia de una Pyme, la Startup se basa en un negocio que será escalable más rápida y fácilmente, haciendo uso de tecnologías digitales”, como su nombre lo indica, el término solamente aplica cuando el proyecto está en el arranque. Una vez que haya escalado dejará de llamarse Startup, muchos emprendedores llaman a sus empresas startups aun cuando ya son empresas más grandes, porque es muy difícil saber cuando tu hijo creció.

La escalabilidad, que tiene que ver con el crecimiento potencial de la empresa, es el segundo aspecto fundamental de una Startup.

“Para lograr esta característica, se debe integrar tecnología que permita distribuir el producto de manera exponencial”

La tercera cualidad de una Startup: crecimiento exponencial.

“Este tipo de negocios debe tener la capacidad de adquirir usuarios de manera exponencial, con medios de distribución que le permitan llegar a un número mayor de usuarios y de clientes, así como una venta que no sea lineal. Los ingresos crecen mucho más rápido que los gastos de la compañía y esto, normalmente, se logra a través de la tecnología”. Para llegar a este punto se debe de tener muy bien planteado el plan y la estrategia de penetración del mercado.

Pero porque ahora en el mercado han salido otro tipo de startups que se les llaman full-stack?

Las compañías de Full Stack están ahora en una liga propia: se dirigen a cierto tipo de mercado y están estructuradas de manera diferente. La primera definición del término “Full-stack” se basa en el trabajo realizado por Chris Dixon, un emprendedor tecnológico e inversor estadounidense: una Full-stack startup es una empresa que desarrolla una tecnología que puede proporcionar al cliente final un producto completo o servicio que maneja toda la cadena de valor de su actividad. Apple, Uber, Netflix y Tesla se citan entre las referencias completas de la compañía.

Ser una Full-stack startup parece ser el ideal o lo que todas la empresas quisieran llegar a ser porque quisieran, controlar toda la cadena de valor, no depender de ninguna tecnología o servicios de terceros, innovar con velocidad ilimitada y crear un producto con lujo absoluto. Esto les daría un diferenciador único

Como vemos todo va evolucionando de una PIME que era el modelo llamemos antiguo de negocio, a una startup que se mueve más rápido como una lancha de motor fuera de borda a una full-stack startup tiene la característica principal de estas empresas depende de su capacidad para proporcionar y controlar el servicio y la experiencia que están vendiendo. Sistemáticamente, el enfoque de “Full-stack” implica extender las habilidades fundamentales de la empresa más allá de las habilidades tradicionales de marketing, comerciales y tecnológicas.

Más allá de dominar la cadena de producción, la combinación de tecnología con innovación empresarial es característica de full-stack. Las startups de Full-Stack no son solo compañías de tecnología. Para implementar con éxito un enfoque Full-stack, estas compañías generalmente tienen que ignorar la idea sacrosanta de que una startup debe enfocarse en una oferta y ejecutarla perfectamente.

Por lo general, eligen transformar la complejidad operativa en una característica y ofrecen un servicio superior. Uber revolucionó el transporte urbano al poner en práctica esta estrategia; lo mismo ocurre con la forma en que Airbnb revolucionó los alquileres vacacionales y ahora, la experiencia de viaje. En algunos casos, la experiencia implica pasar del mundo digital al mundo de los átomos: Tesla fabrica sus propios automóviles, Netflix produce programas de televisión, etc. En otros casos, no hay necesidad de manipular activos tangibles, pero aún tiene que combinar la perspectiva tecnología con experiencia funcional, basada en servicios y operacional.

Es conclusión pasamos de las PIMES, a las startups y ahora han evolucionado gracias a toda la tecnología y las experiencias a una full stack, que son más difíciles de controlar y de implementar, pero también con una ganancia mucho mayor de logarlo. De la misma forma que las empresas cambian y evolucionan, no olvidemos el tipo de emprendedores que con valentía asumen el liderazgo de estas empresas, ellos son una evolución de los antiguos patrones o dueños de empresas que ahora tienen que entender y controlar un tipo de mercado más sofisticado y mucho más inteligente. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like