La no-compatibilidad de los mexicanos al volante

Uno de los principales avances en la industria automotriz se trata de la automatización de manejo. Ya no sólo empresas pioneras como Google están desarrollando esta tecnología, sino que las mismas armadoras están buscando remediarse de esta forma. Es una evolución tecnológica que sin duda impactará y modificará mucho el estilo de vida que llevamos hoy en día. Al momento de “delegar” el manejo y control, tendremos más tiempo disponible para trabajar, comer, dormir,… o, ¡estar más tiempo en redes sociales! (Yeii..)

Cortesía de The Telegraph News, fuente: https://www.telegraph.co.uk/news/2017/01/06/driverless-cars-will-cause-congestion-britains-roads-worsen/

Tropicalizando un poco todo este asunto; a raíz de la gran problemática que tenemos en el país, en calles y a los volantes, veo en lo personal mucho más compleja la implementación de la tecnología de coches autónomos* a México. Faltan kilómetros de ayuda por parte del gobierno para hacer posible un avance de este tamaño; implicaría, lamentablemente, grandes barreras para las armadoras o empresas que quieran aplicar esta tecnología. Desde mi punto de vista, se prestaría mucho a sobornos y permisos comprados.

Por otro lado, la mala o poca infraestructura que tenemos en México y la calidad en las que se encuentran nuestras pobres calles, principalmente en la CDMX, sería otra limitante, desde mi punto de vista, para los coches autónomos tal como lo señala Expansión en su nota. En muchos casos las señalizaciones, banquetas, carriles para bicicletas, reparaciones de baches, túneles, puentes; no están bien comunicadas o no tienen sentido. Yo no soy la indicada para decir que estos coches con grandes avances no podrán reaccionar o responder ante irregularidades, pues se trata al final de inteligencia artificial súper avanzada; pero estoy segura que será un mayor reto en nuestro país en comparación a otros con mucha mejor infraestructura.

Adicional, el estilo de manejo y la poca cultura y educación que tenemos los mexicanos en estos temas sería una limitante más, y ¡vaya de qué tamaño!
“Si, Sabine, en México NO existe un examen de manejo, es correcto.”
“Si, James, en México NO es necesario contestar 100% bien en un examen de teoría sobre el manejo y aún así obtienes tu licencia.”

Corríjanme si son frases que jamás han escuchado o han tenido que decir o explicar a conocidos o amigos extranjeros. Es algo que los sorprende, sin embargo, en México, es algo ya que pasó a quinto plano y que lo aceptamos como es.

La gravedad que ocasiona esta falta de cultura y educación al volante no permitiría que estos dos personajes: el robot, y el humano; convivan de manera eficaz. “El robot”, “el conductor fantasma”, “el mismo coche” o como le quieran llamar al “sujeto” detrás del coche autónomo estará actuando y reaccionando de manera sistemática, funcional, lógica y ética; estarán respondiendo y respetando a las señales de tránsito como debe de ser:

Robot 1 – Humano 0

Muchos coches autónomos se verían afectados, incluso chocados, con los increíbles choferes que tenemos en nuestro país, y ahí entra otra cuestión, ¿quién responde del otro lado? ¿Bajo qué términos se arreglaría un choque con esta nueva metodología de manejo?

No obstante, todo esto representa un paso enorme que me encantaría ver en nuestro país más temprano que tarde; ya que quizás sería algo que corregiría todo lo previamente mencionado, who knows.

Sería además, como lo menciona Alex Rubalcava en su nota para Medium, una gran herramienta para empresas como Lyft, Uber, Cabify o similares donde puedan generar automóviles de mucho mayor espacio para compartir rides y que ellos puedan disminuir sus costos operativos.

Es un tema interesantísimo que puede ser una gran amenaza o una gran salvación en nuestro país dentro de unos años. Va a estar muy bueno ver todos los debates y regulaciones al respecto.  

Gracias por leer,
Paola (Epsilon).

*Un vehículo capaz de imitar las capacidades humanas de manejo y control.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

NegociosLibre albedrío laboral.

Preguntarnos si deberíamos institucionalizar el 3-day work week me parece similar a preguntarnos si deberíamos institucionalizar el Avocado…