En la actualidad, vivimos en un entorno tecnológico que día a día va creciendo y avanzando a grandes pasos, nos parece asombroso como todo evoluciona, mejora nuestra calidad de vida y nos permite marcar momentos únicos en nuestro corto tiempo en esta vida.

Un tema muy innovador en el ámbito tecnológico, son todos las plataformas de asistencia de voz, una gran ayuda y soporte para múltiples soluciones, traducciones de idiomas, agendar citas, recordatorios importantes, redacciones libres, etc. Pero nos hemos preguntado, ¿a qué costo obtenemos estos beneficios?

Démonos cuenta, que para el uso de estos asistentes de voz siempre existe una palabra “Mágica”, ¡Ok Google!, ¡Siri!, por lo cual todos creemos que nuestro asistente sólo escucha cuando le hablamos, pero en realidad están programados para estar escuchándonos todo el tiempo y así poder respondernos cuando nosotros digamos esas palabras mágicas.

En ese contexto, Imaginemos por un momento un día entero en el que tu dispositivo te esté escuchando, toda la información que podría obtener de ti, conversaciones privadas, claves de acceso, situaciones personales intimas y que en algún lado de tras del asistente, existan personas o plataformas que guarden, analicen y procesen tu información para otros fines, que locura ¿no?

Hoy en día te vuelves información en todos los aspectos de tu vida y es algo que deberías considerar proteger de la mejor manera. Ser consciente de lo que compartes, como es que lo compartes y con quien lo compartes, tu privacidad puede volverse no tan privada y los asistentes de voz son una gran utilidad, pero podrían ser nuestros enemigos más cercanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *