Sé el Fundador y CEO de tu propia felicidad

Ser feliz es tu responsabilidad

Si tu calidad de vida fuera una startup, ¿serías el fundador o sólo un nuevo empleado? ¿Serías siquiera parte del equipo?
El fundador de una startup cree tanto en la oportunidad de mejorar el mundo que toma la responsabilidad por sí mismo de luchar contra el status quo para asegurarse que el mundo sea un lugar mejor. Los obstáculos que enfrenta no son razones para no hacerlo, son meramente el camino para lograr su sueño.
El nuevo empleado de una startup tiene una mentalidad diferente. Puede creer en la misión, pero ésta es de otra persona — alguien más establece la dirección de la empresa. Importa su rol, pero su alcance es limitado. Si la startup no logra su meta, siempre puede echar la culpa a algo o a alguien más.
Las startups también tienen fans: gente que apoya la misión, pero no toma ningún paso para asegurarse que suceda. Sólo esperan los beneficios.
Cuando se trata de tu propia calidad de vida, ¿cuál de estos tres roles es el tuyo? Ser feliz puede ser causa de innovación o suerte, pero la posibilidad de que logres ser feliz de manera sostenida a lo largo de los años por suerte es casi la misma a que eBay se inventara a sí mismo accidentalmente.
Nuestra cultura nos enseña a ser empleados. Piensa en todas las cosas que te han dicho que “deberías” hacer en tu vida. Deberías sacar buenas notas, conseguir un trabajo que pague un cierto sueldo, estar interesado en un cierto tipo de actividades. La mayoría de nosotros nunca tomamos el control de nuestra calidad de vida porque nos entrenamos a nosotros mismos para no hacerlo. Somos burócratas odiosos castigándonos unos a otros cada vez que no seguimos “las reglas.”
Afortunadamente, innovar tu propia calidad de vida es mucho más fácil que inventar un coche eléctrico o una casa inteligente que ameriten ser premiados. Estás programado para saber la estrategia de manera intuitivamente. Lo único que tienes que hacer es aceptar tu responsabilidad y sintonizarte contigo mismo.

Aceptar tu responsabilidad de ser feliz

Cuando entiendes y aceptas que la responsabilidad de ser feliz inicia y termina contigo, te conviertes en el CEO — con todo el poder y el compromiso que conlleva este rol.
Por ejemplo, si una mala relación en tu vida te causa estrés, puedes echar la culpa a la otra persona o aceptar que es tu problema.
Cuando aceptas la responsabilidad, tienes un par de opciones: puedes cambiar la manera en que te comportas para mejorar la relación, cambiar la manera en que reaccionas internamente hacia la otra persona para no estresarte, o terminar la relación. Responsabilidad crea simplicidad.
¿Por qué problemas en tu vida estás culpando a alguien o a algo más? Cuando aceptas responsabilidad por el problema, ¿qué es lo que tú puedes hacer?

Sintonizarte

Cuando te sintonizas con tus emociones, puedes *sentir *la estrategia para ser más feliz. Con demasiada frecuencia, seguimos “las reglas” de la sociedad pensando que nos llevarán a la felicidad. Eso es como seguir reglas burocráticas en el trabajo pensando que te llevarán a la innovación. Las reglas no hacen mejorar las cosas, sólo las hacen estables.
Ser feliz, de forma incremental, es un proceso de entender claramente lo que tú personalmente valoras y entonces tomar acción para alinearte a eso. Cuando pones atención a tus emociones, positivas y negativas, puedes continuamente mejorar la experiencia de usuario de tu vida para que su cliente #1 — tú — esté cada vez más satisfecho. ¿Cómo puedes romper “reglas” para mejorar esa experiencia?
¿Qué disfrutas hacer que pudieras hacer más? ¿Qué no te gusta hacer que pudieras eliminar de tu vida o modificar para que sea más agradable?

¿Te encargas?

Liderar una startup no es fácil, pero sus efectos se multiplican. Una vez que empieces a ganar moméntum al mejorar tu calidad de vida, el ritmo de cambios positivos se acelerará. No te desanimes si el camino no es claro al principio.
Acepta la responsabilidad y empieza a investigar lo que tu consumidor — tú — valora al prestarle atención a tus emociones y cómo y porqué surgen.
¿Quieres la responsabilidad y la capacidad de avanzar en el proyecto de tu propia calidad de vida? ¿Quieres la certidumbre de que estás alineando tu vida con tus talentos y valores? Ser feliz de manera real y sostenida no ocurrirá hasta que tú mismo la inventes.
Will Harper es socio de Like Humans, una consultora que ayuda a organizaciones e individuos a tener claridad en sus valores, su comunicación y su crecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like