Si le das más poder al poder…

Me parece increíble que a la pregunta “¿La vida en su país es peor / mejor actualmente, de lo que era hace 50 años para alguien como usted?” en México, el 68% de los encuestados creen que sí estamos peor, solo por debajo de Venezuela (72%). Veamos un poco los datos reales:

Estamos mejor en:

  • PIB per cápita
  • Empleos
  • Inflación
  • Tasas de interés
  • Acuerdos de libre comercio
  • #1  Exportador de LATAM (crecimiento en exportaciones en general)
  • Inversión extranjera directa (sobre todo en el sector energético)
  • Ingresos de turistas
  • Disminución en costo de comunicación
  • Inclusión financiera
  • Servicio básica de agua potable
  • Esperanza de vida
  • Analfabetismo
  • Mortalidad infantil
  • Competencia empresarial
  • Acceso a la información (transparencia)

Y estamos peor en:

  • Inseguridad (homicidios dolosos)
  • Corrupción
  • Informalidad laboral
  • Deuda
  • Desigualdad de género

Esto lo que me hace pensar que, con excepción de la deuda nacional, estamos mejor en las cosas que dependen del gobierno y peor en las que dependen de nosotros los ciudadanos, por ejemplo, la corrupción implica desde un empresario dando moches hasta un conductor dando mordida; sin uno no existiría el otro, por lo cual, al menos 50% de la responsabilidad no es del gobierno. En cuanto a la inseguridad, si bien el gobierno podría aumentar y capacitar mejor a nuestros policías, la realidad es que nos estamos matando entre ciudadanos y delincuentes, no son las instituciones las que llegan a matarnos (en la mayoría de los casos) y por último, la desigualdad de género es más un problema cultural de un país machista que de gobierno.

Ahora, aquí es donde viene lo incongruente: Históricamente, la tasa de participación en las elecciones de nuestros gobernantes es de 60%, es decir que alrededor de 54 millones de mexicanos decidirán quienes nos gobiernan a todos. Entre menos participación haya, más incidirá en las elecciones el voto duro, es decir, el voto de afiliados y simpatizantes de algún partido / candidato sin importar sus propuestas.

No podemos ser apáticos ante una elección que tendrá un impacto tan grande en nuestro país, caemos en riesgo de que nos pase como a UK con el Brexit, en donde la mayoría de los jóvenes no votaron y la elección la eligieron los mayores de 50, ¡cuando a quienes más les importaban las implicaciones del Brexit era a los jóvenes!

¡No podemos seguir diciendo que el gobierno nos tiene jodidos cuando muchas de las cosas que dependen de ellos van bien y la mayoría de las malas dependen de nosotros y sobre todo, tener el descaro de quejarse del gobierno cuando ni siquiera se sale a votar!

Estas elecciones mostrarán desde el 1 de julio si algo cambiará en el país o no, si logramos tener una participación ciudadana mucho mayor a la histórica, será  un buen inicio para un verdadero cambio, de lo contrario, sin importar quien gane todo seguirá igual y los problemas de México que hacen que tengamos una peor percepción seguirán siendo nuestra culpa. Decidamos todos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like